Amor en tiempos violentos

2

Y esta idea del amor sobreviviendo a tiempos violentos no es nueva, ya lo escribió hace muchos años el difunto gran autor colombiano Gabriel García Marquez con su obra publicada en el año del 85, El amor en los tiempos del cólera, una entrañable obra que a todos nos ha conmovido el alma; una historia basada a comienzos del siglo XX sobre lo difícil que era lograr el amor, es más, hasta película se hizo protagonizada por Giovanna Mezzogiorno y Javier Bardem.

Más claro no puede ser entonces, todos sabemos que el amor tiene que sobrevivir a la violencia y crudeza de los tiempos modernos, aunque bueno, supongo que no sería correcto decir tiempos modernos, y cada etapa en la vida de las diferentes sociedades, el amor ha pasado por tiempos violentos en los que hay que vivir y sobrevivir, sin importar que sea 2015, comienzos del siglo XX o en el oscurantismo; el amor siempre ha tenido que sobrevivir al cinismo, al dolor, al egoísmo, al odio y a la vida misma.

Pero no quiero verme anacrónica, nostálgica o romántica hablando del amor y como su existencia ha sido lo que nos mantiene cuerdos en este mundo de locos a lo largo de la historia; noooooooo, hoy tratare de ser práctica y pragmática. Si bien, es como mi sello, eso del amor, creer que el amor todo lo puede y creer, simplemente por creer que esto nos mueve, hoy voy a ser práctica.

Vivimos en tiempos modernos, vivimos en tiempos violentos, vivimos en tiempos extraños, vivimos en tiempos egoístas en los que el amor se ha tenido que adaptar para sobrevivir, una especie de evolución o tal vez involución en el que el amor se ha tenido que adecuar a lo que se vive, tiempos violentos en los que el amor existe solo en un tiempo, es decir, en una persona, el amor por uno mismo.

Que eso no está mal, primero amarse a uno mismo, pero algo paso, que ahora hay un montón de personas que se aman mucho así mismas, pero incapaces de amar a alguien más.

Hay que reconocerlo, todo en estos tiempos se ha vuelto más violento, incluso el amor.

No sé si decir evolución o involución, tal vez sea malo reconocer que el amor ha ido pá tras y se ha tenido que adaptar a los nuevos tiempos, en los que primero está el ego, la cabeza, los miedos y los demonios propios. Rayos, ya empecé a filosofar de nuevo sobre lo que es el amor, lo que era y por ende lo que debería ser, cuando el chiste de hoy, es ser prácticos.

El amor hoy en día, como lo conocemos ha cambiado a lo largo de muchos décadas, siglos, años, tiempo, días o lo que sea, se ha ido transformando. Anteriormente uno podía morir por amor, como una causa mística y cósmica, en la que solo bastaba una mirada para descubrir que esa persona valía la pena cualquier tortura en este mundo; tiempos en los que el romanticismo envolvía al amor, para protegerlo y nutrirlo con cariño, ternura y por supuesto un montón de cursilerías, que cuando uno está enamorado, esas cursilerías son las que te hacen sentir vivo.

Pero ahora el amor en tiempos violentos se nutre de metas personales, de miedos, de proyectos profesionales, de lo que se espera de ti, de la belleza física; ahora el amor tiene que alimentarse de tiempos violentos en los que por supuesto esto concluye en formas de amar violentas, extrañas, neuróticas y paranoicas.

Que aclaro, no está nada mal algo de salvajismo y pasión durante el arte de amar, pero hay que entender que pasión y de alguna manera violencia o amor violento, solo pueden coexistir por muy poco tiempo, de lo contrario, se está en camino al desastre.

En la actualidad las relaciones son tan breves e intensas por culpa del amor en tiempos violentos.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More