Acerca de los errores

0

Hay algo muy curioso en cometer un error, y es que aún sabiendo que eso que estás pensando hacer es un gran error, hay que hacerlo.

Porque de los errores solo se aprende cometiendolos, sin importar cuantas advertencias te den al respecto, a veces simplemente tienes que ir y equivocarte para seguir con la vida, para no quedarte nunca con el hubiera, ese horrible reproche interior que te atormenta como un fantasma, y es que él hubiera es una posibilidad infinita que sólo es posible en un mundo de especulaciones.

Al respecto, escuche alguna vez algo muy sabio acerca de los errores:

Hay ciertas cosas en la vida que se sabe que son un error pero no se sabe muy bien que son un error porque la única forma de saber que son un error es cometer el mismo error y mirar hacia atrás y decir: “Sí, eso fue un error”.
Así que en realidad, el error más grande sería no cometer el error, porque entonces estarás toda tu vida sin saber realmente si algo es un error o no.

Así que todo se resume a esa pregunta cual es el error, el error en sí mismo o no cometer ese error.

O tal vez nos decimos ese tipo de razonamientos para animarnos a cometer esos errores que sabemos no debemos hacer.

Ya sabes, alentándonos para hacer pendejadas, es que evaluamos la definición de un error y cómo nos afectan los errores.

¿Acaso es más error no cometer un error?

Supongo que cuando deseamos algo con muchas fuerzas, sin importar que sea un error, haremos todo lo que esté en nuestras manos y todos los razonamientos que se necesitan para hacerlos sin dudarlo. Por otro lado, madurar es dejar los errores y pensar tu bienestar y el bienestar de los demás a mediano plazo, es madurar, dejar pasar un error que quieres cometer.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here