A los bloggers nadie los respeta

3

Y yo creía que por fin esa estigma bien o mal ganada de blogger como sinónimo de chamaco pendejo baboso que un día se le ocurrió la brillante idea de bloguear había desaparecido, he comprobado con horror que esa idea fue solo un sueño guajiro y para muchos esa percepción sigue siendo la característica principal de los que se dedican a hacerlo o mejor dicho los que nos dedicamos a hacerlo.

Yo creía que esa mala percepción había desaparecido y ahora los bloggers se convertirían lenta y paulatinamente en los nuevos líderes de opinión o personalidades mediáticas que informan, entretienen y dan a conocer las nuevas tendencias en tecnología, moda, artes, cultura, gastronomía y demás; pero sigue existiendo una falta de credibilidad del medio ante esta profesión. Si bien ya los blogueros en nuestras comunidades somos personas respetadas, para los demás siempre serás un chamaco baboso que justifica su pérdida de tiempo diciendo que es blogger y encima ni le pagan.

En verdad creía que por fin nos habíamos igualado con otros países y ahora ser un blogger es una profesión sería; personas que aunque no tengamos la carrera de periodismo, prensa o redacción nos esforzamos por hacer del oficio de bloguear algo serio para estar a la par con nuestro vecino del norte, Estados Unidos, un país lleno de bloggers respetables que se han convertido en líderes de opinión de comunidades inmensas; porque la gente ahora no lee periódicos aburridos o acartonados, a la televisión ya no se le cree nada y las revistas siempre tienen artículos de ocasión, por eso los blogueros llenamos un espacio, uno en el que queremos entretener pero con el mismo enfoque que cualquier otro profesionista del gremio; pero para algunos, bueno, para muchos ser un blogger es ser un ocioso o un NINI (ni estudia, ni trabaja) que anda buscando algo en que entretenerse. Pero esa percepción más lejana de la realidad no podría estar, a lo mejor los blogueros terminamos embarrados y salpicados de la otra especie de bloggers, los videobloggers que únicamente se dedican a decir muchas ocurrencias con la esperanza de hacerse famosos y generar un millón de suscriptores. Que digo eso está muy bien, ya quisiera yo 10 mil seguidores en mi canal de Youtube, pero no hay que negar que la formación profesional en esta área no es mucha y sólo necesitan una cámara y elocuencia para ser un videobloguero sin informarse y expresar sin discreción su opinión sobre las cosas.

Pero que algunos lo hagan de esa manera no significa que todos carezcamos de formación y si bien no es periodística mi carrera, tengo formación en redacción creativa y principalmente tengo sentido común, ética y muchas ganas de hacer lo mejor posible en mi tarea de bloguear entendiéndose como una tarea de comunicar y entretener.

Además la tendencia es y será que ahora todos habrán un blog, incluso los periodistas más serios de política, cultura y sociedad también han migrado al arte de bloguear de forma paralela con otras plataformas de entretenimiento o divulgación.

Pero hay de ti si en un evento grande con muchos periodistas te presentas como blogger, porque la risa y comentarios al estilo “de dónde sacaron al improvisado” no paran; de hecho es tanta la sátira por esta activada que cuando me presento digo lo de blogger muy bajito, jajajajaja, algo así soy Yesica Flores y soy blr, de esas veces que procuras que no se entienda lo que dices, porque ser un blogger es ser un ocioso que sólo va por regalos y a comer a un evento o conferencia de prensa, una percepción que tienen todos los reporteros de los blogueros.

Hasta qué un día me di cuenta que no debía avergonzarme la palabra, de hecho estoy muy orgullosa de ser blogger porque me ha dado tanto y porque estoy segura que en un futuro será una carrera y habrá muchos profesionales llevando a otro nivel esta palabra, esta profesión.

Y a pesar de que todavía se ven bloggers que van a conferencias de prensa con Alfonso Cuarón y se presentan con timidez y haciendo el ridículo por ser bloggers, estoy segura que en un futuro cercano eso no pasara más, es más, ahora muchos blogueros mexicanos son tan buenos y profesionales como cualquier otro reportero o gente de prensa.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More