7 recomendaciones para comprar por internet de forma inteligente y segura

Internet se ha convertido en un canal muy frecuentado por las personas para hacer toda clase de actividades, desde realizar investigaciones académicas o consultas sobre determinados temas hasta comprar productos o solicitar servicios; siendo esta última, una de las actividades que más ha tomado fuerza en los últimos años, sobre todo luego de haber experimentado una emergencia sanitaria mundial que nos llevó al aislamiento social.

Realizar compras por internet tiene muchas ventajas, empezando por el hecho de que nos permite seleccionar la mercancía que deseamos, sin necesidad de tener que acudir al establecimiento comercial para adquirirlo, con sólo hacer un par de clics, tendremos nuestro pedido listo, lo que nos ahorra tiempo y energía que podemos dedicar a otras tareas.

Sin embargo, al existir tanta competencia en el mercado y al incrementar la tasa de delitos cibernéticos en las plataformas digitales, es importante tener en cuenta ciertos aspectos que nos permitan estar atentos a cualquier señal de alerta, así como aprender a comprar de forma inteligente, administrando nuestro dinero estratégicamente. Por ello, en este apartado conocerás algunas recomendaciones que pueden servirte para que comiences a gestionar mejor tus finanzas a la hora de comprar, escogiendo los sitios más adecuados y seguros que estén libres de ofertas engañosas. 

1. Establece un presupuesto fijo

No hay mejor manera de comprar de forma inteligente que tener una planificación de cuánto dinero se va a gastar y en qué, ya que esto te permitirá llevar un control sobre tus finanzas personales sin gastar más de la cuenta. Al fijar un presupuesto de lo que planeas gastar estableces límites, lo que te condiciona a regular tu dinero, dividiéndolo en varias secciones para darle prioridad a las necesidades básicas y posteriormente destinar montos puntuales para comprar otros productos que, aunque no sean de vital importancia, deseas adquirir para tu satisfacción.

2. Desconfía de las ofertas que luzcan demasiado atractivas

Si bien muchas tiendas en línea ofrecen promociones y descuentos en productos para intentar captar la atención de los clientes, también es verdad que muchos estafadores se aprovechan de estas tácticas de marketing para cometer sus delitos, buscando engañar a los usuarios con ofertas demasiado buenas como para ser verdad.

Así que, para evitar caer en sus redes, debes fijarte en varias ofertas de la competencia, si notas que existe una diferencia de precios muy significativa entre una tienda y otra, podría ser señal de que estás ante una posible página fraudulenta. Por ejemplo, si un ordenador que en las demás tiendas está valorado en 1000 dólares se encuentra en un sitio web por un precio de 300 dólares, lo más probable es que se trate de una oferta engañosa. En estos casos no debes dejarte llevar por lo más “barato” que veas en el mercado, sino más bien investigar sobre la fiabilidad de la página revisando reseñas y opiniones de otros clientes o poniéndote en contacto directo con el sitio.

3. Aprende a diferenciar entre lo que quieres y lo que necesitas

No solo es importante planificar cuánto dinero vas a gastar en tus compras, sino ponerte a pensar si realmente necesitas ese producto/servicio o si es una decisión apresurada para no dejar pasar los descuentos y promociones de la tienda. Si tu objetivo es cuidar tus finanzas y darle una mejor administración, ya sea para invertir a futuro en otros proyectos o simplemente para ahorrar, debes comenzar a evaluar lo que verdaderamente necesitas y lo que puede esperar un poco más.

Aunque darse un gustito de vez en cuando no es un pecado, si lo que buscas en optimizar tus recursos, debes plantearte la posibilidad de reducir tus gastos o mantenerlos si tus ingresos aumentan. Para ello puedes crear una lista y priorizar lo más importante para luego darle paso a las compras complementarias.

4. Busca más de una opción y compara precios

No te limites a comprar tus productos en el primer ecommerce que visites, lo ideal es tener varias opciones con las que puedas hacer comparaciones, tanto de calidad, modelos y diseños como de los precios y promociones del mercado. Al realizar diferentes visitas en los sitios web puedes determinar si estás teniendo una buena compra o si puedes aprovechar más descuentos por el mismo producto.

Estas comparaciones las puedes hacer de forma manual ingresando en cada página o a través de compradores online que pueden ofrecerte diversos resultados de tiendas digitales en tiempo real. De igual forma, debes recordar meter en el precio final del producto los costes de envío, pues al tratarse de comercios que operan en línea, deberás coordinar la entrega del producto con el vendedor.

5. Acostúmbrate a leer las letras pequeñas

Si deseas realizar tus compras con inteligencia no puedes pasar por alto los términos y condiciones de la compra, sobre todo si se trata de una promoción especial, ya que en estos casos la mayoría de tiendas suele aplicar ciertas restricciones en relación a la garantía o devolución del producto. Lo mismo puede ocurrir en artículos usados o reacondicionados para la venta. Algunos ecommerce, sobre todo en el sector electrónico, ofrece productos que han sido reacondicionados a un precio más accesible, lo cual no quiere decir que sea un mal producto, pero sí que es importante tener claro cuando se trata de una pieza completamente nueva y cuando no, ya que esto puede influir en tu toma de decisiones.

En el caso de Amazon, por ejemplo, ofrece su servicio Amazon Renewed y Amazon Warehouse, siendo este último el que se encarga de vender artículos que no presentan ningún problema ni han sido previamente utilizados, sino que han sido devueltos por algún usuario y por ello se entregan con la caja abierta o que el empaque del producto se ha dañado ligeramente a causa del transporte o una mala manipulación en el almacén, pero que no interfiere en su funcionamiento.

6. Asegúrate de establecer una conexión segura

Al entrar a una página web debes chequear que la misma sea un espacio seguro, de forma que no tengas que preocuparte por virus o robo de información al realizar tus pagos. Para ello es importante que verifiques que la URL del sitio comienza con “https”y no con “http”. De igual forma, debes chequear que el icono junto a la URL sea un candado cerrado, esto indicará que la tienda posee un certificado de seguridad y, por tanto, puedes realizar tus compras sin correr riesgos.

7. Chequea los métodos de pago que dispone 

Este factor es muy importante a la hora de realizar tus compras por internet, pues algunos métodos de pago son más confiables y seguros que otros, ofreciéndote garantía de devolución de fondos en caso de que ocurra algún inconveniente. Por lo tanto, debes fijarte en los medios de pago que la tienda te ofrece, que por lo general suele ser más de uno, ya sean pagos con tarjetas de crédito y débito, link de pago, cobros por apps móviles, entre otras alternativas, de forma que el cliente pueda sentirse en la libertad de elegir la que mejor y más cómoda le resulte. Si notas que la tienda solo dispone de pagos por trasferencia, busca más información y asegúrate de que se trata de un sitio legítimo que cumple con todas las normativas de seguridad.

Salir de la versión móvil