Vida y Estilo

5 regalos que terminan en el ropero

¡Hola amig@s de El blog de Yes! Hoy vamos a hablar sobre esos regalos que terminan en el ropero, esos obsequios que recibimos con buena intención pero que, por una razón u otra, nunca llegamos a utilizar. ¡Vamos a reírnos un poco de esas situaciones!

La bufanda de colores llamativos: ¿Quién no ha recibido alguna vez una bufanda de colores estridentes que simplemente no combina con nada de nuestro armario? Aunque apreciamos el gesto, al final termina guardada en el rincón más oscuro del ropero, esperando a que llegue el momento perfecto para lucirla. ¡Pero ese momento nunca llega!

El pijama de franela con estampado de animales: Todos hemos recibido en algún momento un pijama de franela con estampado de animales, ya sea de nuestra tía abuela o de nuestra pareja. Aunque es cómodo y abrigado, al final terminamos guardándolo en el ropero y optando por nuestro viejo pijama de algodón. ¡Es que hay algo en dormir con un oso de peluche en el pecho que no termina de convencernos!

La corbata de colores fluorescentes: ¿Qué decir de la clásica corbata de colores fluorescentes que nos regalan en la oficina en Navidad? Aunque intentamos ponérnosla en alguna ocasión especial, al final terminamos guardándola en el ropero junto con el resto de corbatas que nunca utilizamos. ¡Pero quién sabe, igual algún día se pone de moda el estilo retro y la sacamos a relucir!

El jersey de lana con motivos navideños: Todos tenemos en nuestro ropero un jersey de lana con motivos navideños que nos regaló nuestra abuela hace años. Aunque lo guardamos con cariño y lo sacamos puntualmente en las fiestas de diciembre, al final termina relegado al fondo del armario el resto del año. ¡Pero es que no hay nada más cómodo que un jersey de lana para estar en casa en Navidad!

Los calcetines de colores chillones: Por último, no podemos olvidarnos de los clásicos calcetines de colores chillones que nos regalan en cumpleaños o en Navidad. Aunque intentamos combinarlos con nuestro outfit, al final terminamos guardándolos en el cajón de los calcetines, esperando a que llegue el día perfecto para lucirlos. ¡Pero es que no hay nada más divertido que unos calcetines de colores para alegrar un día gris!

En fin, todos hemos recibido regalos que terminan en el ropero, pero al final lo importante es el gesto y la intención detrás del obsequio. Así que la próxima vez que recibas un regalo que no te convence del todo, recuerda que lo importante es la intención y la sonrisa con la que te lo entregan. ¡Y quién sabe, igual algún día le encuentras el momento perfecto para lucirlo! ¡Hasta la próxima, amig@s del blog!

author avatar
Yes
Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com

Yes

Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com

Los comentarios están cerrados.