5 Pasos para malcriar a tu perro

3


Esta técnica funciona y está totalmente comprobaba; de que funciona, funciona, es más podría firmártelo bajo notario público. Pero tendría que hacerte una advertencia MUAJAJAJAJAJAJA, (si lo siento, tenía que hacer mi risa malévola) digo, la vida sería diferente si cada que alguien que está a punto de darte un mal consejo de lo advirtiera.

Piénsalo y de verdad la vida sería diferente, ejemplo, se acuerdan de la movie Gremlins cuando el papá de Billy está a punto de hacer la peor compra de su vida y el viejillo de la tienda china solo le da 3 advertencias:

  • No exponer al mogwai a las luces brillantes y no debe recibir luz del Sol, ya que ambas lo matarían.
  • Nunca darle de beber agua y no debe mojar al mogwai.
  • Y la más importante, nunca alimentar al mogwai después de la medianoche.

LOL, solo tres jodidas advertencias o mejor dicho restricciones para su nueva mascota de apariencia inocentemente tierna, digo, si cuando uno compra tecnología viene con más restricciones y nunca nos importan, como porque habría que hacerle caso a esas 3 tarugaditas y ni si quiera fue como para decirle “si no haces eso, vas a terminar con una mascota secundaria de tendencias psicóticas y terroristas que matara a toda tu familia, es más, a toda tu comunidad” así si te lo tomas en serio, y más si seguido de esa advertencia te si ríe así MUAJAJAJAJAJAJA.

Obvio que si le haces caso.

Nosotros nunca hacemos caso a las indicaciones, precauciones o avisos de seguridad de nada a menos que se escuche una risa macabra, de no ser por eso, no hacemos caso. Y en el caso de malcriar a tu perro es igual “si lo haces eso vas a terminar con una mascota de tendencias psicóticas y terroristas que matara a toda tu familia, sí, solo a tu familia”

En pocas palabras eso es lo que significa malcriar a tu perro, con mi técnica totalmente opuesta a lo que hace Cesar Millan, un mundo en donde le permites todo a tu perro. Es igualito que malcriar a un niño, pero con dientes filosos, babea toda tu casa y terminará apoderándose de tu territorio.

Malcriar a un perro es bien fácil y para empezar debes hablarle como si fuera taradito, ya sabes, con una voz chillona y hablándole como si fuera un bebe le dices “quen lo quere mucho” y entre más chillona sea la voz, mucho mejor, después de eso ya todo es muy fácil y en esencia es permitirle al perro hacer lo que quiera; si se quiere subir al sillón, que lo haga, si quiere comerse tu comida, pues le invitas, si destruye todas tus cosas, tú tienes que ir corriendo por la cámara y grabarlo mientras lo hace, si se pone a labrar para que le des tus cosas o lo saques a jugar, inmediatamente que labra tú le haces caso, a la hora de dormir muy seguramente te robara tu lugar en la cama y solo te queda acostarte en un rinconcito.

Pero debes de saber que luego no lo vas a soportar, se va a convertir en un gremlin.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More