5 cosas que me hicieron enamorar de Guadalajara

2

Cuando hablamos de destinos paradisiacos de México, por alguna loca y extraña razón, lo normal es pensar en playas o lugares verdes; que bien, no estoy en contra de esa definición de paraísos. Pero, además de playas y escenarios naturales, creo que la definición de paraíso puede ser más extensa y por lo menos en México tenemos ciudades tan hermosas, que son el cielo en la tierra, y en México puedes encontrar muchos destinos mágicos, o, mejor dicho, pueblos mágicos.

Solo tienes que visitarlos para enamorarte, y ese crush inmediato me acaba de suceder con Guadalajara, un lugar, que nunca en la vida hubiera pensado como un destino vacacional, pero solo tienes que visitarlo un par de días, para descubrir que es el siguiente destino de tus próximas vacaciones.

Notas Relacionadas

7 Razones para ir a Canadá

Punta Cana

Guadalajara lo ofrece todo en un gran paquete, con atractivos turísticos, vida nocturna, una gran gastronomía, mucha cultura, grandes artesanías y por supuesto, mucho, pero mucho tequila.

Visitar Guadalajara te enamora y a mí me conquistaron 5 cosas que me harán volver muy pronto.

La comida

La comida de Guadalajara es muy diferente a lo que haya comido, con mucho sabor, ingredientes naturales y porciones muy bastas, la comida de este lugar te fascinará y obvio, te hará subir varios kilos.

Los gelatos

Yo sé, uno en México debe comer nieves y helados, pero Guadalajara con su gran fusión cultural ofrece los gelatos más ricos que he comido en mi vida.

Las artesanías

De verdad que aquí hay maestros artesanos que pueden trabajar orfebrería, piedras, joyería, textiles, juguetes, en fin, todo en un nivel que lleva estas artesanías al nivel arte.

La Avenida Chapultepec

Esta Avenida me recordó muchísimo, las grandes avenidas de la Ciudad de México, pero este lugar tiene una esencia propia con una gran vida nocturna.

La gente

Se dice que los tapatíos odian a los chilangos con odio jarocho, pero, a decir verdad yo no encontré más que calidez y una gran bienvenida de la gente de Jalisco, que me hace amarlos a todos.

Y claro, el punto 6, que los tapatíos no quieren admitir mucho, y es que Guadalajara es como una mini Cuidad de México, y no lo digo en ningún tono despectivo, de hecho, eso fue lo que más me gusto, que es como esta bella ciudad sin el gran caos que tiene; no le digan a nadie que dije esto, pero yo podría vivir muy felizmente en Guadalajara, es más con dos días allá, ya me había acostumbrado tanto a esas bellas tierras, que ya hasta se me había pegado su característico acento.

De verdad solo tienes que visitar Guadalajara para enamorarte de su arquitectura, sus calles, la comida, la cultura y lo agradables que son sus habitantes.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More