4 lugares sorprendentes de Ciudad de México

0

La capital de México es una ciudad imponente. Los que la visitan por primera vez, se quedan impresionados con el Zócalo y los monumentos que lo rodean, como la Catedral Metropolitana, el Palacio del Arzobispado o el Palacio Nacional. El Templo Mayor es otra parada imprescindible en Ciudad de México, igual que el Palacio de Bellas Artes, el MUNAL o el Palacio Postal.

Luego está el México moderno, con esos enormes rascacielos que han situado a la ciudad en la vanguardia de la arquitectura civil. Torre Mayor, Bolsa Mexicana de Valores, WTC, Torre Latinoamericana, Torre Arcos I y II… son construcciones imponentes que se han convertido en iconos de la capital.

Pero al lado de esos rincones emblemáticos se esconden espacios por descubrir. Son lugares que se escapan de las rutas turísticas y que incluso muchos mexicanos desconocen. Aquí van algunas propuestas.

1.     La Ciudad Universitaria

Esta zona al sur de la ciudad parece destinada únicamente a estudiantes y profesorado, pero es un lugar perfecto para pasear. El campus de la Universidad Nacional Autónoma de México está considerado como el más bello de América Latina y fue reconocido por la UNESCO como patrimonio de la Humanidad.

Lo más destacado del complejo son los enormes murales que adornan algunos de los edificios, como la Facultad de Medicina, la Biblioteca Central o la Torre de la Rectoría. Además, el espacio alberga al segundo jardín botánico más grande del país.

2.     Audiorama del Parque Hundido

El Parque Hundido, conocido antiguamente como el Parque Luis Gongaza Urbina, está en la Avenida de los Insurgentes, en la Delegación de Benito Juárez. En él destaca su famoso reloj floral, el más grande de México, pero además acoge otra singularidad: el audiorama. Se trata de un espacio rodeado de vegetación pensado para disfrutar de la música y de la poseía.

La zona posee unos curiosos asientos que recuerdan a un huevo. Es el lugar predilecto del Colectivo Audiorama y allí se reúnen los fines de semana para organizar conciertos de jazz y música rock.

3.     La azotea verde más grande

El edificio del Instituto Nacional de la Vivienda para los trabajadores, el conocido INFONAVIT, cuenta con la azotea verde más grande de Latinoamérica. Se trata de una superficie de 5.000 m2, donde podemos encontrar desde huertos orgánicos hasta plantas a punto de extinguirse. También hay una pista para correr y zonas recreativas, donde los trabajadores pueden entrenarse y disfrutar de actividades dirigidas.

La vegetación de la azotea reproduce 3 ecosistemas característicos de México: los bosques altos, el trópico y la zona desértica. Todas las plantas se riegan de manea sostenible. La construcción está abierta al público y recibe visitas guiadas de grupos de estudiantes.

4.     El Parque de la Pagoda

Ciudad de México está plagado de elementos de la cultura azteca, pero también hay algún recordatorio de la arquitectura japonesa. Hablamos del parque Masayoshi Ôhira, más conocido como el “Parque de la Pagoda”. Está situado en la Colonia Country Club, en la confluencia entre Churubusco y Tlalplan.

El ruido del tráfico cercano a la zona parece que se detiene al aproximarnos al parque. Es un lugar que invita a meditar, con puentes rojos y un pequeño estanque artificial.

You might also like

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More