Los objetos pueden verse más grande de lo que son

0

Pareciera que la leyenda de los espejos retrovisores de los autos está encerrando un mensaje cósmico universal para recordarte que las perspectivas, las distancias y los objetos pueden ser más grandes o verse más cerca de lo que en realidad estan.

Como que muy seguramente muchos hombres ya están pensando en buscarse esos espejos para elevarse el ego y algunas mujeres tal vez no quieran usarlos, pero en realidad no me estoy burlando de los usos que le damos a los espejos, más bien estoy tratando de hacer una analogía y algo extraña me parece, sobre como nuestra percepción puede distorsionar la realidad de la misma manera que lo hacen los espejos, carajo, como si todos tuviéramos incorporado al cerebro estos espejitos retrovisores que hacen que las cosas se vean más grandes de lo que son.

Tendemos a distorsionar la realidad y a sobredimensionar las cosas, simples, sencillas o complejas en nuestra mente los problemas y las situaciones toman una nueva proporción y una mucho más grande, no lo hacemos a propósito, es más, ni siquiera somos conscientes pero muchas veces tendemos a amplificar las cosas que suceden en nuestro entorno.

Te has puesto a pensar que de por sí ya es muy complicada la vida sin la ayuda de nuestro espejo mental y resulta encima de todo eso que nuestra mente distorsiona la realidad.
Bien, el concepto distorsionar hace referencia a la deformación de imágenes, sonidos y señales producidos en la transmisión o mejor dicho reproducción de ideas; mientras viajaba en el coche y pensaba en las cosas, en la profundidad de la vida, en mis interacciones con los demás seres humanos así como los problemas que surgen con los demás, me cayó el veinte, solo hacía falta mirar el espejo retrovisor y leer “Los objetos pueden verse más grandes de lo que son”, un aviso y advertencia al conductor para que tenga conciencia de la percepción y la realidad, para que sea cuidadoso y cauteloso con las distancias y la forma en la que se va aproximar a los demás vehículos.

Creo que si tuviéramos ese recordatorio muy presente cuando estamos analizando un problema o una relación interpersonal las cosas serían muy diferentes y muy seguramente dejaríamos de darle importancia a la memoria, a los recuerdos y a la percepción de las cosas que existen en nuestra cabeza.

Y si todo fuera tan fácil como pegar una etiqueta para recordarnos eso, la vida sería mucho más simple, pero nunca lo es, todo es más grande cuando lo recordamos en nuestra mente, emociones, sentimientos, ideas, recuerdos, problemas.

Lo único cierto aquí es que nada es lo que parece y nuestra subjetividad evita que veamos las cosas realmente como son. TODO EN ESTA VIDA ES SUBJETIVO y la percepción de las cosas no siempre es real.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More