¿Contratar amigos?

0

Si así es, hablo de un negocio contractual en el cual dos partes han establecido previamente sus obligaciones y deberes mercantiles en la prestación de sus servicios, contratar amigos no es tan mala idea, así te dejas de payasadas como amor, confianza y esas cosas, digo contratar amigos es útil cuando no tienes talentos para hacer amigos.

Hago especial hincapié esto de contratar amigos no se trata de comprar amigos o una relación abusiva interesada en la cual una persona se aprovecha de la buena voluntad de la otra. Hablo de una relación bien clara y establecida en la cual de antemano este bien definido lo que se espera de esta relación. Suena un poco loco y superficial pero House ha demostrado que este tipo de relaciones es saludable e increíblemente puede ayudar a desarrollar una conexión profunda con otra persona.

Es claro que el funcionamiento adecuado de este contrato depende en gran medida del prestador de servicios y que tanto satisfaga este las necesidades de la contraparte, así como el cumplimiento de las obligaciones civiles que se han adquirido. Pero por más descabellado que esto suene y por más que la teoría reproche este tipo de relaciones, puede ser que en la práctica funcione maravillosamente bien, al punto que todos deberíamos evaluar la contratación de un amigo personal, contratamos tantas cosas, ¿Por qué esta no?

Obviamente no todo en la vida es perfecto y esta irracional idea tenga muchas fallas y vacíos legales y sociales que la estanquen y la condenen al fracaso; pero podría brindarles una luz a muchas personas que realmente les es muy difícil poder encontrar una persona a la cual poder llamar amigo y hablar con él sin rodeos, pretensiones ó miedos, conversar con alguien sin temor a ser juzgado y criticado, alguien que nos brinde una perspectiva más objetiva sobre nuestras acciones y nos regrese los pies a la tierra de una forma sutil pero contundente.

Seamos honestos estos días los amigos escasean y ya saben lo que dice el dicho “él fin justifica los medios” entonces no es que suene tan ilógico, más bien suena algo genial e innovador.

Estos locos tiempos nos permiten soñar despiertos e imaginar nuevas formas de interrelaciones; pero tú crees que este tipo de contratos pueda funcionar en nuestra acelerada sociedad.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More