Una zona muy bonita que nos evita madurar, crecer, vivir y disfrutar de la vida. Ah, pero eso sí, la zona de confort es extraña al igual que la dimensión desconocida, todos los individuos que la habitan se sienten tan libres y tan cómodos que comienzan a juzgar a todos los que tratan de hacer las cosas diferentes, a los que tratan de crecer y se equivocan en el proceso.

MMMMMMM, pero en realidad no creo que sea algo exclusivo de la zona de confort, más bien es una característica de nuestra especia y la mayoría de sus individuos en vez de proponer una solución o tratar de entender a los demás, tiende a juzgar, a criticar, a desmenuzar a los demás por sus actos. La especie humana, la única conocida por juzgar tan duramente a sus semejantes que solo me hace pensar en las ironías de la vida, pues se supone que tú no podrías criticar a nadie más cuando tú haces eso mismo, se supone que no podrías criticar los defectos de los demás antes de acabar con los tuyos, pero esos son sueños que vislumbraron grandes filósofos como Sócrates, Platón, Confucio y grandes hombres que se dedicaron a analizar a la mente y al alma, ah, pero en tiempos modernos es tan común criticar a los demás, a veces solo por criticar, juzgar y porque muchas veces esa persona simboliza todo lo que siempre has querido lograr, pero ante cualquier fallo o error de esa persona, todos se lanzan a juzgar tan ferozmente que no queda nada.

Que tiene que ver esto de la zona de confort con las críticas, mmmmm, fácil, todo se resume al miedo de vivir y proyectar todas las frustraciones personales en alguien más que si lo ha logrado con sus dificultades y todo, personas que se animaron a hacer las cosas diferentes.
Mientras que muchos siguen o seguimos en nuestra zona conocida, en nuestra zona confortable, ya saben, dice el viejo dicho popular “más vale malo por conocido, que bueno por conocer”, personas que se conforman con lo que tienen en lugar de avanzar en su vida, en lugar de crecer, se conforman con lo que ya tienen en lugar de buscar la cima o el logro de todos sus objetivos.

¿Por qué lo hacen?, simple es muy fácil quedarse en esa zona en la que te sientes bien, esa zona sin problemas, sin dificultades, sin miedos, pero lo dijo Confucio una vez: si ya sabes que hacer y no lo haces, estas peor que antes.

Aunque no todos lo hacen y prefieren quedarse ESTANCADOS en eso que los hace sentir bien, en lugar de buscar nuevas formas para reinventar el mundo; eso sí es criticable, las personas que se quedan con aquello que los hace sentirse seguros, personas que se quedan estancadas en una relación de mierda porque todo es mejor a estar solos o sentirse abandonados, personas que se conforman con una vida triste o apática porque están convencidos de que no hay nada mejor esperándoles, personas que sacrifican extraordinarias oportunidades por no arriesgarse.

¿Por qué hay personas que simplemente no se atreven a vivir?, ¿Por qué?, no lo entiendo, pero lo más irónico de la vida es que esas mismas personas que tanto miedo tienen, que tantas frustraciones tienen en la vida, son las que te critican a ti por arriesgarte a vivir, por caerte, por experimentar, por aprender, por buscar una forma diferente para que este mundo camine.

Creo que las personas que más nos equivocamos, somos las que más cerca estamos de encontrar lo que queremos, lo que buscamos, cada caída significa que estamos más cerca de lo que buscamos. Este mundo se centra a dos cosas, en este mundo hay dos tipos de personas, los que viven en la zona de confort con miedo a vivir y criticando a los que se equivocan, a los locos que buscan nuevas formas de hacer las cosas, a los que se arriesgan.

Vivir en la zona de confort no es criticable, sí así quieres vivir nadie y mucho menos yo te puede decir lo contrario, lo que sí es criticable es que esas personas juzguen y critiquen el valor de las personas que si se atreven a vivir y se equivocan en el proceso.

Ya no sabes si reírte o llorar cuando tu amigo el baquetón que todavía vive con sus papas te critica lo que haces, o tu amiga que tiene un novio abusivo, celoso que solo la utiliza te critica que no sabes escoger a tus parejas, o el clásico cuate que se burla porque persigues tu trabaja soñado cuando él es empleado por su papi, ya no sabes si reírte o llorar cuando alguien que vive con miedo a vivir, te critica por intentarlo.

Leave a Reply