Todos sabemos que los productos de lujo, más allá de la ostensión que nos ofrecen, el detalle, la calidad y un alto precio, detrás de todo eso existe un alto servicio al cliente; motivo por el cual, a veces las personas, es decir, nosotros los mortales comunes y corrientes, hacemos un esfuerzo extra para adquirir estos productos; obviamente este lujo se limita a artículos personales, ya que todo dependerá del grosor de tu cartera, pero la clase media hace ese punch, para adquirir ese lujo, ese servicio y ese trato al cliente que los ricos y poderosos tienen todo el tiempo.

Cosa que pasa cuando compran un auto, un yate, una casa; pero bien, no todos podemos pagar un Porsche o esas cosas.

Pero existen otros artículos de lujo que si podemos comprar, y una de esas cosas son las sillas Knoll, que en definitiva son una experiencia de lujo y una caricia para tus lumbares y por supuesto tus pompas y es que las sillas Knoll, es el lugar ideal para depositar tus posaderas con mucha felicidad y las mías lo corroboran.

knoll 01No sólo es la payasada de sentarte en una silla que cuesta más de 10 mil pesos, es el gusto de sentarte en un producto, en una silla diseñada ergonómicamente para ajustarse a tu cuerpo y si tienes un trabajo del tipo Godinezco o pasas muchísimo tiempo sentado en una silla, invertir en la salud de tu espalda y lumbares a larga es una excelente idea, porque dicen que están hechas para durar toda la vida.

Ahora, hay que tener la lana para comprar este producto de lujo, uno que además de diseño e innovación tiene un gran servicio post venta.

Y porque digo que las sillas Knoll son una experiencia de lujo, pues además del costo, la marca y la tecnología que involucran, además de eso, la garantía que tienen y el soporte que brindan es ahí en donde está el lujo.

Porque si te compras tu carísima silla Knoll y esta se daña, claro por el uso, pues ¿qué crees?, el respaldo que ofrece la marca es inmejorable porque te la reparan o te la cambian, según la evaluación del experto y mientras eso pasa, te prestan otra igual.

Solo por eso, este es un producto lujoso, que es interesante adquirir, claro, amortizando tu inversión y escogiendo un modelo que se adapte a tus necesidades y a tu presupuesto, pero el lujo y el servicio post cliente tiene un costo.

Leave a Reply