Ah, el amor, no hay ningún sentimiento más bello y sublime en este mundo que el amor, ese estado somnoliento que te hace sentir contrariamente muy vivo, muy despierto/a pero al mismo tiempo soñador/a. Extraño, pero el amor no solo nos apendeja, también nos despierta, nos emociona, nos acelera y nos hace vivir en una loca montaña rusa de emociones al límite, en un momento estas a la alta y cuando menos lo esperas vas a la baja de forma estrepitosa.

Ah, el amor es extraño, imperfecto, raro pero sobre todo confuso.

Ok, una cosa es estar enamorado, que contra ese sentimiento, cuando pasa, cuando llega, cuando te pega no puedes hacer nada más que seguir la corriente; porque entre más luchas para oponer resistencia, para no enamorarte, mientras más intentas no enamorarte, más te enamoras. Es como cuando alguien te dice “no pienses en elefantes rosas” o cuando alguien te dice “no hagas eso”, obvio que con más ganas lo vas a querer hacer.

Eso mismo pasa cuando te dices “no me quiero enamorar”, más te enamoras. Ya lo dijo Kalimba, entre más te niegas a caer en el amor, mientras más luchas, más te enamoras.

Pero para llegar a ese momento, a esa lucha constante entre enamorarte y no, antes que ese certidumbre llegue, antes es la duda, antes es la pregunta que te haces para saber si estás enamorado o no.

Por qué, todo fuera tan fácil como luchar contra el sentimiento de enamorarse, pero dos niveles antes se encuentra la duda, sobre si estas o no estas.

Cómo sabes que estás enamorado

Bien, antes estaba en la fiel noción y consciencia de que la respuesta a esa pregunta era muy simple; y más bien todo se centraba al momento en el que llegaba esa pregunta. Es decir, cuando estabas en la duda de si estabas o no enamorado, la respuesta era obvia, ERA SÍ.
Porque en ese momento que tenías la necesidad de esa respuesta, es porque una persona está muy presente en tus pensamientos; y si alguien está presente en tus pensamientos es porque estás enamorado hasta los huesos, como dicen por ahí, enculado.

ENAMORADOAsí era cuando yo sabía que alguien estaba enamorado; pero ahora he descubierto que esto no es blanco o negro, ni mucho menos frio o caliente y hay muchas maneras para saber si estás enamorado o no.

Una de ellas es la aparición de esa pregunta, ¿cómo sabes que estás enamorado?, ese es un buen indicador; pero también hay otras pistas y cada que te encuentres pensando en una persona, significa lo mismo, estás enamorado.

Pero además hay otra cosa que pasa, y cuando eso sucede, cuando estás enamorado siempre te preocupas porque le pasará a esa persona especial.

Cuando antepones las necesidades de la otra persona antes que las tuyas, ahí este enamorado.

Cómo sabes que estás enamorado

  • En resumen si tu:
  • Te haces esa pregunta
  • Siempre piensas en una persona
  • Cada que sales de algún lugar le llamas a esa persona para contarle tus cosas
  • Cuando antepones las necesidades de la otra persona antes que tu propia mierda, hablando en un sentido metafórico, déjame decirte:

ESTAS ENAMORADO/A

Leave a Reply