La Morgue (The Autopsy of Jane Doe) es una película de terror sobrenatural estadounidense dirigida por André Ovredal. Los Tilden, un padre y su hijo, son forenses que experimentarán fenómenos sobrenaturales mientras examinan el cuerpo de una mujer no identificada (interpretada por Olwen Kelly). Se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Toronto el 9 de septiembre de 2016. Es la primera película en inglés del director Ovredal y se estrena en salas mexicanas este 21 de Abril.

Dirigida por André Ovredal (Trollhunter), el reparto de esta terrorífica historia cuenta con los actores Brian Cox (El último acto, Pixels) y Emile Hirsch (El único superviviente, La hora más oscura), además de Ophelia Lovibond (Guardianes de la galaxia), Jane Perry (Esperando al rey) y Michael McElhatton (Juego de tronos), entre otros.

Trailer de la película

Sinopsis de la película

Cuando el cuerpo golpeado de una mujer no identificada es descubierto en un pequeño pueblo de Virginia, sucesos inexplicables comienzan a atormentar a los dueños de la morgue encargados de la autopsia de Jane Doe. El patólogo Tommy Tilden y su hijo, Austin, descubren evidencias de técnicas de tortura utilizadas en la época de caza de brujas. Cuando quedan atrapados en la morgue por una fuerte tormenta, ambos deberán enfrentarse con los horrores vengativos que les transmite el cuerpo de Jane Doe. El director de la película “Troll hunter”, André Ovredal, nos trae este thriller sobrenatural que desentierra males ancestrales del siglo 17 con consecuencias mortales.

Opinión de la película

Parece que el cine actual se ha olvidado de las historias de terror clásicas pero estas nunca pasarán de moda. Esas películas de sustos que funcionaban como un tiro, narrativa y visualmente sólidas, cuya única pretensión era la de hacernos pasar un mal buen rato. Pequeños clásicos que con ochenta minutos tenían suficiente para dejarnos clavados en la butaca. Cintas que se miraban en el espejo de viejos relatos de miedo o en las historietas de cómic que en los cincuenta popularizaron el género. En la actualidad, ese terror añejo, apenas representado por los títulos de James Wan y algunos directores independientes, debería y podría convivir con propuestas más modernas, que las hay y muy interesantes. Ahora bien, como ese horror vintage escasea, cuando surge un filme que recupera con acierto esos aires clásicos y además lo hace de forma fresca, se produce una epifanía en el género que le otorga un valor especial. Ese es el caso de La Morgue, el nuevo esfuerzo del director André Ovredal tras el fantástico found footage que fue y sigue siendo Trollhunter.

Ganadora del Premio Especial del Jurado en el pasado Festival de Sitges, lo nuevo del Director Ovredal supone un giro de 180 grados para el director noruego. Trollhunter era una película de fantasía rodada en exteriores con un reparto coral que se valía del sentido de la maravilla para cautivar al espectador, si aún no la han visto ¿Qué esperan?. Mientras que La Morgue es terror de cámara con tan solo una localización y apenas tres actores, el guión de Ian B. Goldberg y Richard Naing es deudor de las historias de la cripta de William Gaines. Este cambio de estilo revela el carácter versátil del Director, que aquí vuelve a demostrar su talento como narrador de historias en un registro completamente diferente. Y es que La Morgue es una clase maestra de puesta escena aplicada al cine de género. El dominio del tempo de la acción, la utilización del espacio (esa morgue subterránea que parece un túnel del terror), y la dosificación del suspenso es algo digno de los mejores episodios de Alfred Hitchcock Presenta.

En cuanto a los personajes de los Tilden no se habla mucho de su vida fuera de su trabajo como forenses, ni siquiera de la madre fallecida de Austin, pero no tienen que hacerlo. El buen Brian Cox no abusa ni exagera la tristeza ni la soledad de su personaje, y Emile Hirsch le da credibilidad al personaje de un hijo que sabe que debe buscar su camino pero no quiere abandonar a su padre.

La Morgue es un largometraje de terror a la vieja escuela ya que no tiene que recurrir a grandes efectos especiales para lograr sustos de manera efectiva. Tiene sus fallas pero es una buena opción para los amantes y no tan amantes de este género.

Mi calificación para la película es 7.5

Leave a Reply