Reseña de la película Cuando nos conocimos – When We First Met (2018)

1

Películas de viaje en el tiempo, hay demasiadas, y muchas de ellas son increíbles historias que nos hablan sobre cómo se puede viajar al tiempo para corregir los errores del pasado, ahora, varias de estas historias se enfocan en como un simple acto en el pasado, el menor cambio, puede tener grandes repercusiones creando una línea de tiempo paralela, cosa que explica perfecto el Dr. Emmett Brown, en Volver al Futuro, si cambiamos algo en el pasado, el futuro o mejor dicho presente, se altera.

Pues de eso se trata esta cinta origina de Netflix, el viaje en el tiempo, para modificar y alterar el pasado a voluntad, para conseguir aquello que tanto queremos, en este caso, conseguir el amor.

Ahora, no es la primera cinta que tiene esta temática, y El efecto Mariposa, Cuestión de Tiempo, Te amare por siempre y hasta Desafío en el Tiempo, exploran este plot, la idea de viajar al pasado, para arreglar las cosas y poder estar con un ser amado, pero esta es una comedia romántica, que se queda bastante simple y si bien la apuesta del director Ari Sandel, era tener una historia llena de humor, la película es bastante floja, no explora de manera cómica las divergencias del tiempo, y creo que para ser una comedia romántica, falto mucho humor, y mucho romance.

Lo único interesante que plantea la película Cuando nos conocimos, es que hay cosas que no están destinadas, y por más que viajemos en el tiempo, por más que hagamos lo imposible, hay cosas que simplemente, por más que lo deseemos, no están destinadas a suceder, en este caso, el amor y el protagonista de esta predecible historia, descubre que sin importar cuanto lo intente, sin importar que es lo que haga, si es la persona incorrecta, sin importar que el crea que sea la correcta, no pasara nada.

Con actuaciones de Adam Devine, Alexandra Daddario y Shelley Hennig, Netflix presenta esta producción original que nos lleva al primer momento, cuando un chico conoce al que cree, será el amor de su vida y nos lleva una y otra vez, a ese primer momento.

Sinopsis de la película Cuando nos conocimos

¿De qué trata?, es la historia de Noah (Adam Devine) quien está al borde del colapso, justo en la fiesta de compromiso de su gran amiga Avery (Alexandra Daddario), el amor de su vida, o al menos, él está convencido de eso, y en esos momentos emotivos, Noah recuerda justo cuando conocía a Avery, con otra convicción, si no hubiera cometido algunos errores, ese día, el estaría comprometiéndose con ella.

Así que triste, desilusionado y muy borracho, regresa al bar donde trabaja, a una cabina de fotos que existe ahí para tomarse unas instantáneas pensando en el pasado y el futuro que podría haber sido, y mientras eso sucede, la magia pasa y esta cabina de fotos, le permite regresar al pasado, para corregir sus errores y conquistar a Avery; pero todo sale mal ese día, y justo cuando regresa al presente, descubre que su viaje al pasado arruino todo.

Noah comienza una larga serie de viajes en el tiempo, para cambiar todo lo que él cree que podría hacer mejor para terminar con Avery, pero este joven descubre a la mala, que hay cosas que no están destinadas y en ese proceso descubre que Avery no es el amor de su vida, sino su amiga Carrie (Shelley Hennig) y entonces descubre que no hay que cambiar el pasado, sino actuar en el presente para conseguir aquello que se quiere.

El Reparto de la película Cuando nos conocimos

Normalmente si esta Adam Devine en una cinta, termina siendo graciosa y ocurrente, pero en este caso, algo paso, podríamos culpar al guion, porque este gran comediante, se siente fuera de lugar, y a pesar de que hay muchas oportunidades para que nos haga reír con sus viajes en el tiempo, no sucede y Alexandra Daddario, se pierde mucho en esta cinta, que no es nada cómica, y termina siendo algo aburrida.

Mi opinión de la película Cuando nos conocimos

Lo único que me gusto de la película Cuando nos conocimos fue la moraleja final, que nos plantea la idea de que no importa cuánto hagamos, cuanto cambiemos y cuanto nos esforcemos, a veces hay cosas que no están destinadas a pasar y no es casualidad o cosa de hacer las cosas correctamente, a veces, simplemente hay cosas que no sucederán y en vez de frustrarnos, deberíamos hacer, aquello que si es para nosotros.

Una moraleja filosófica para no enloquecer, cuando algo que quieres no sucede, pero muy al estilo de Homero, cuando viaja al pasado y destruye todo.

1 COMMENT

Leave a Reply