¿Qué sentida es la gente?

1

Resulta muy fácil herir las susceptibilidades de alguien y entrar rápidamente en la lista negra de una persona, jajajajajajaja, ok, todos tenemos una lista negra, no es solo un rumor y si bien a lo mejor no está escrita en papel, todos tenemos en nuestra memoria rencorosa un grupo de personas que es non grata y que ya ni recordamos el porqué, pero sabemos y muy bien que nos cae mal por algo que nos hizo, repito, ya ni recuerdas que te hizo o porque extraño y loco motivo pero entro en tu lista negra para nunca más querer hablarle o cada que te topas con esa persona esconderte detrás de un poste o la tienda de revistas.

Supongo que todo se basa en la aceptación de que todos somos muy susceptibles o sensibles, y cualquier cosa que digan o hagan los demás que no concuerde con lo que pensamos o sentimos e inmediatamente los queremos banear de nuestra vida, ok, yo tambien soy algo sentida, jajajajajajajaja, tal vez este post debería cambiar de nombre y ser ¡Qué sentidos somos todos nosotros!, porque en el momento en el que nuestra loca cabeza cree o entiende que alguien nos decepciono, inmediatamente cambiamos nuestro comportamiento y nos ponemos más a la defensiva.

A lo mejor y eso de cambiar nuestra postura con alguien, tiene que ver con el hecho de no permitir que nos decepcionen, puf, últimamente está de moda la teoría expectativa cero, una tendencia que hace un par de años yo promovía como si fuera lo más in, una loca idea que yo y un montón de locos promovimos, lo que yo no sabía es que llegaría el día en el que muchos adoptarían como una religión eso de esperar CERO DE LOS DEMÁS, una forma de vida en la que no esperas nada, absolutamente nada de nadie, para que no te lastimen, como si fuera ideal esperar lo peor de los demás, ahora todos creen que entre menos esperes de los demás, es mejor. Lo que yo no sabía en ese momento, es que vivir esperando nada de los demás para que no me fallen y en lugar de eso sorprenderme con lo bueno que si pase, hace una sola cosa, que se viva negativamente.

Eso de predisponerte a que los demás te van a lastimar, te van a fallar, te van a defraudar es como vivir en el limbo y cada que alguien te quiera sorprender, vas a evitárselo, porque sabes que solo puede lastimarte, incluso sorprendiéndote. Eso de vivir con expectativas cero, es lo más mediocre y deprimente a lo que puede aspirar un ser humano, ahora he aprendido que esperar nada de nadie es lo más triste que alguien puede esperar. Así que reaprendí muchas cosas en la vida y ahora entiendo, que entre más alto vueles más divertido es el viaje, en lugar de ser precavido y arrastrarte por el suelo, deberíamos volar todos y muy alto.

En fin, creo que estoy desvariando de las expectativas a las emociones y viceversa, pero resulta que ahora todos se sienten contigo y regresan a la premisa básica de esperar nada de ti, si no les sigues la corriente o no les sonríes un día a las personas y sin más te eliminan de buenas a primeras, jajajajajajaja.

Te dicen no me enojo si no sales conmigo a comer, pero eso no pasa y dos días después de que declinaste la oferta para comer, pum, no te hablan para nada y te das cuenta que te eliminaron, jajajajajajaja, pero eso si, te juraron y perjuraron que no se enojaban.

Tal vez esperar mucho, es igual de estúpido que esperar nada, y en el momento en el que seamos lo suficientemente inteligentes para entender las cosas, aceptar lo que sucede y no esperar de más o de menos, será el punto en el que seremos felices. Sin embargo yo me niego rotundamente a creer que todos en este mundo son malos y no debo esperar nada bueno de ellos, tal vez sea una forma estúpida de vivir, pero así me gusta vivir.

1 COMMENT

Leave a Reply