Primero ámate a ti para poder amar a los demás

0

Test de amor para descubrirte

WOW, escribir o hablar de amor es un algo que parece más sencillo de lo que realmente es porque cada persona lo concibe, siente y experimenta como quiere.

De hecho en el Rincón del Vago se pueden realizar muchos tests de amor que ayudan a saber lo que piensas, cómo lo percibes y qué te gusta de estar enamorado.

Hay una frase popular que dice “Eres lo que das”, cuatro palabras que revelan una gran verdad.

Para poder dar amor a los demás, antes que nada es prioritario tenerlo por uno mismo ¿cómo puedes dar algo que no has sentido y que por lo tanto no conoces? Es imposible decir cómo sabe el café si jamás has probado una taza, o conocer la sensación que brinda el mar si nunca has estado en la playa.

Aunque parezca una idea trillada, bastante machacada por psicólogos y guías espirituales, el amor es un sentimiento que para transmitirlo, hay que vivirlo desde lo más profundo de nuestro ser.

En la actualidad por la vida moderna y los mensajes del exterior, pensamos o creemos que amar depende de lo que otros nos dan y cómo nos hacen sentir. Esto siempre y cuando hagan, digan o piensen lo que queremos, esa es la única forma en la que estamos dispuestos a “amarlos”.

Pero ¿cómo puede ser algo real si está condicionado a lo que recibo?

También sucede que cuando decimos estar enamorados perdemos la independencia respecto al otro, nos valoramos a partir de sus ojos e incluso creemos que sin esta persona a nuestro lado, simplemente no podemos vivir y el mundo no tiene sentido ¿les suena esto?

Otorgar el poder de nuestra existencia o de cómo nos sentimos a una persona ajena a nosotros sí que es fuerte y muy preocupante, sobre todo porque genera “apegos”, algo que más que hacer feliz esclaviza. Esto nos convierte en seres que van por la vida mendigando amor, cariño, atenciones como fieles perritos falderos, y hasta se llegan a permitir malos tratos y humillaciones por el mal concebido “amor”.

Sin duda eso NO es amor y el dicho de “mátame pero no me dejes” es una completa equivocación. Lo que muestra es una falta absoluta de amor por uno mismo, porque quien ama de verdad no quiere cambiar, condiciona o forza. El amor es aceptar, respetar, compartir y dejar ser en libertad.

Escrito por: Tannya Jaime

Leave a Reply