Pinche alarma no sonó

2

Neta, te lo juro, esta mañana la estúpida alarma no sonó, hasta que abrí los ojos por mera casualidad creo que a las 8 de la mañana, para descubrir con horror que no había sonado el despertador, y solo pude decir DAMN!!!!! y maldecir obviamente a mi pinche alarma, pero pues como ya me había quedado dormida como para llegar al gimnasio, pues ya que, voy a cerrar los ojitos otros 5 minutos, solo para descansar la vista y tómala, de nuevo me vuelvo a quedar dormida hasta las 9 de la mañana, y la pinche alarma ni sus luces.

El día de ayer yo estaba toda enrolada en la mentalidad de que debía despertarme temprano, de que debía hacer algo con mi vida, ya tenía planes para comenzar el día con mucha pila para ir al gym, para hacer pesas y luego saltar en el trampolín como canguro durante una hora; yo ya tenía listo y armado todo el plan de este viernes, uno que tenía un estricto esquema de horarios que yo debía seguir al plan de la letra. Pero resulta que hubo un pequeño fallo en mi gran plan, un pequeño detalle que arruino todo lo que quería hacer y fue que la pinche alarma NO SONÓ, porque en realidad no había alarma, cuando está muy molesta verificando si ya se había descompuesto mi iPhone, me doy cuenta que lo que no funciona es mi cerebro.

alarma

Pero eso sí, mañana que no me necesito pararme a las 6:30 de la mañana, a esa hora va a sonar el despertador implacablemente para recordarme que soy muy TARADA.

En este mundo no hay nada que me llene de más frustración que esto, no despertarme a la hora que debo; ya sé, ya sé, habiendo hambre en el mundo, guerra, pobreza, discriminación, odio, etc, etc, no debería ser para mi tan frustrante no pararme cuando debo. Porque tampoco es que tenga que cumplir con horarios y si no llego a las 7 a algún lado me regresan, nop, tampoco es que me pare a las 12 del día, pero el hecho de no poder cumplir con una simple tarea y comanda, despertarme a las 6:30, me parece el comienzo del caos, además de que se desorganiza mi día por completo y de maneras innumerables, porque me pongo en mentalidad YA PA QUE LO HAGO, ya pa que sigo el plan, ya de por si no hice nada, pa que le intento y entonces me pasa como en esta caricatura grafica

vida como debería ser

Tampoco es que yo viva en función del control y la rutina, aunque tal vez sí.

Te has puesta a pensar en tus rutinas, todos tenemos una, nos guste o no aceptarlo parte de nuestra funcionalidad correcta radica en tener rutinas ya sean simples o complejas, pero todos tenemos y es gracias a ellas que sabemos que hacer, a donde ir y como funcionar.

Incluso las personas que vivimos en un desorden y un caos constante, incluso nosotros desarrollamos hábitos y nos acostumbramos a las rutinas, si bien podría parecer que no tengo el mismo horario dos días seguidos, a decir verdad si lo tengo, tengo un plan, tengo horarios flexibles que se adaptan a todas mis actividades, pero que pasa si alguna de esas actividades se interrumpen, mmmmm, pues me sacan de concentración.

Por ello la verdad si me causa molestia no apegarme a mi plan, a seguir la rutina a continuar mi disciplina. Porque yo no soy así, si digo me paro a las 6:30, me paro a las 6:30 aunque la noche anterior me haya dormido a las 3, yo me paro para ir al gym, para seguir mis hábitos para hacer algo que valga la pena en vez de quedarme dormida en mi cama hasta las 9am.

No es que se trate simplemente de ir al gym, se trata de tener disciplina en las cosas que se hacen, y pude comprobar a principios de años que no tener un orden, que no tener tiempos en tus días, son el comienzo del caos, si bien hay quien dice que dentro del caos existe orden, NO, no hay nada de orden y uno termina todo desorganizado.

Aunque también soy muy hábil, creo, adaptándome a cada cambio que sucede a lo largo de día, y eso hice hoy.

2 COMMENTS

Leave a Reply