Esa soy yo

Oigan se siente horrible ser una Persona non grata, chale eso de ser el apestado en un lugar es mala leche, mala vibra, no sean así conmigo que no se dan cuenta que eso genera mal karma para ustedes NAMASTÉ. Aunque en realidad nunca me ha importado, ¿por qué ahora si? A menos claro está que siempre me haya importado, pero yo vivía en una cruel y terrible negación, repitiéndome infinitamente: No me importa, me cagan las personas, o creo que les caigo medianamente bien.

Pero no, la cruel realidad me ha demostrado que en todo círculo social soy la paria del grupo.

Ok, sabes es medio feo platicarte algo y tener que explicarte los conceptos más importantes de la platica durante su proceso, ¿acaso soy tu mamá? O más bien tú maestra y tengo que educarte en todo momento; no es mi culpa que no hayas tomado un diccionario ni por equivocación. Eso sería interesante, el libro que marco mi vida fue el diccionario para primaria que tome ayer por equivocación.

Oh, creo que por este tipo de comentarios soy persona no deseable en todos lados, eso y por escribir en un blog de cine que no existen los reyes magos, pero eso no es mi culpa, en serio que clase de niño entra a www.cine3.com a leer información continuamente, en serio, que clase de niño, por dios ahora existe el Xbox y los padres educan a los niños con la televisión, en realidad no concibo a un niño en cine3, en un sentido estricto no es mi culpa.

No es mi deber, pero como buena amiga y persona pro letras que soy, te aclare los términos.

Persona non grata (del latín persona non grata; plural: personæ non gratæ), significa literalmente “una persona no grata” como sinónimo de persona no bienvenida. Es un término utilizado en diplomacia con un significado legal específico.

Paria. (Del port. pária). com. Persona excluida de las ventajas de que gozan las demás, e incluso de su trato, por ser considerada inferior. || 2. Habitante de la India, de ínfima condición social, fuera del sistema de las castas.

En latín o en cualquier idioma, es lo mismo, el apestado del lugar, no manches, peor que leprosos.

La sinceridad tiene un precio, y alguien tiene que pagarlo, por eso digo yo: Que bello es vivir en negación, existe cierto confort que le hace bien al alma.

2 COMMENTS

Leave a Reply