Porque los mexicanos no podemos decir NO

0

Tal vez parezca que estoy diciendo un gran absurdo de la vida, y decir NO, es muy fácil y muy simple, solo es una palabra, monosilábica, por cierto, de dos letras y es tan fácil decir NO, que no se necesita mucha explicación, es más, ni siquiera curso, solo es algo que se dice.

Resulta, en teoría, muy simple esto de decir no, de negarnos a hacer algo, pero en la práctica del negar algo, las cosas son muy diferentes, y creo que esto es algo cultural, por lo menos en los mexicanos, y en verdad nos cuesta muchísimo, pero muchísimo es poco, decir no.

Ahora, claro, hay cosas extremas a las cuales es muy fácil negarse con un rotundo no, pero esos son casos mega extremos, y si a algún mexicano le dijeran hay que hacer algo muy malo, realmente malo, pues ni lo pensamos y decimos NO, fuerte y claro, porque somos pacíficos, pero fuera de casos extremos, resulta muy complicado que un mexicano se niegue a hacer algo.

Por ejemplo, y solo para ejemplificar mi punto, supongamos que un amigo, quiere empezar a ir a correr, y he invita a su otro amigo a salir a correr a las 5am de la mañana, es obvio, que el segundo amigo no quiere, ni en un universo alterno, irse a correr a las 5am, es algo que definitivamente nunca querrá hacer, pero como no puede decir que no, no se negará a esa invitación.

Cuando es más fácil decir que no, es más fácil y más honesto, pero a los mexicanos, nos da “cosa”, herir los sentimientos de alguien, y no podemos decir que no, por esa razón.

Y ejemplos como ese hay muchos.

Yo, soy una de esas personas a las que le cuesta muchísimo, pero mucho, decir que no, obvio, es porque soy mexicana y en vez de ser directa y clara, además de honesta con lo que quiero, en vez de eso, comienzo a dar excusas, rodeos y toda clase de pretextos más complicados y enredados que simplemente decir:

No, porque no quiero.

Los mexicanos no podemos decir NO

En vez hacer algo más fácil, que andar con rollos, empezamos a inventar miles de excusas, me pregunto, porque los mexicanos si somos dramáticos e intensos, pero no podemos decir que no, me pregunto, ¿por qué?

Eso se me hace muy curioso, porque podemos decir muchas cosas, frases y oraciones que significa no, cuando en vez de desperdiciar mucho tiempo, energía y recursos estamos diciendo:

  • Seguramente llegue, pero todo depende de mis otras actividades
  • Podría ser, pero luego te aviso
  • Tú no te preocupes, yo llego después
  • Me interesa, pero en este momento estoy muy ocupado/a
  • Qué te parece si quedamos otro día

Y lo peor, es que, si nos invitan a algo que no queremos hacer, en vez de decir que no, inventamos escusas laborales o de cualquier índole, supongo que preferimos esquivar la bala con indirectas antes que herir los sentimientos de los demás diciendo, simplemente no.

Leave a Reply