Una práctica que desde que somos bebes los expertos recomiendan realizar de forma tierna, constante y saludable para desarrollar lazos afectivos entre padres e hijos; pero más que una muestra innegable de cariño y protección estas manifestaciones físicas son una forma de estimular el desarrollo de los bebes, con solo una caricia se puede lograr mucho. Pero entonces pasa el tiempo y dejamos las caricias, los mimos y el contacto táctil, ¿por qué?, si es solo una forma natural para expresar ternura, cariño e inclusive atracción; simplemente se deja de hacerlo y se condena su uso y yo no encuentro la explicación.

Si tienen tantos beneficios para el alma, para el cuerpo y para la mente, ¿por qué dejamos de hacerlo?, porque nos permitimos vivir en un mundo donde las caricias son mal vistas y el contacto físico con las personas que queremos es nulo, sin importar la relación: fraternal, amistosa o carnal, eso de acariciar a los demás está mal visto siendo que las caricias son importantes para el bienestar de un individuo; puede parecer tonto y hasta ridículo que una simple caricia sea tan importante, pero lo son. Y es que con una caricia sentimos pertenencia, seguridad y afecto, sentimientos que todo ser humano sin importar genero necesita.

Tampoco digo ve y acaricia a tu amigo cuando están en la cola del pesero o cuando se suben al metro en frente de todos, o sea no, pero si me refiero a que las caricias con las personas que son cercanas a ti, no deberían faltar. Puf, no entiendo como es más fácil que acaricies al perro antes que acariciar a tus hermanos, padres o inclusive hasta tu pareja. No sé si el internet y su comunicación virtual y a-personal ha cambiado las cosas, pero ahora es más fácil dar un like o FAV a alguien, antes que hacer contacto físico, estrechar una mano, palmear la espalda de un buen amigo, acariciar el rostro de tu pareja, de verdad me resulta una locura pensar que es más fácil que se acaricie al perro o al gato, antes que acariciar a alguien te importa.

Las caricias son parte importante de toda relación, y mucho más cuando se habla de pareja ya que permiten expresar cercanía, ternura o hasta un “te tengo tantas ganas que me muero” puede decirse con simplemente mirar a alguien y acariciar su rostro, su hombro o su mano.

También puede ser que eso de permitirnos una caricia o solicitarla nos hace ver débiles, y uf no hay nada peor que verse débiles, tal vez por eso somos incapaces de hacer esa expresión básica no solo de amor, sino de pertenencia. Creo que eso de aceptar abiertamente que necesitamos esas muestras de expresión de quien sea, nos hace sentirnos vulnerables, tanto que podemos pasar la vida sin pedir una caricia, un abrazo y llega un día en que somos incapaces de hacerlo por otra persona.

Una caricia no nos hace débiles, al contrario, bueno, tal vez exagero pero si nos hace bien y estables.

Leave a Reply