La virginidad

2

Un tema que sigue causando polémica en este siglo, hay quienes están a favor y quienes están en contra, pero que tanto sabemos en realidad sobre este concepto y que tanto tiene que ver nuestra postura con los paradigmas sociales.

La virginidad o también conocida como castidad es un término para expresar que una persona nunca ha tenido relaciones sexuales, el concepto es tan antiguo y tiene fundamentos culturales muy profundos y así como religiosos. En muchas culturas se ha buscado la forma de preservar la virginidad sobre todo de las mujeres hasta el matrimonio de formas muy extrañas, a veces mediante procesos quirúrgicos y en otras ocasiones con cuidados extremos en los que se evita a toda costa el contacto sexual mediante una supervisión externa.

Uno podría pensar que con la revolución sexual y la apertura a vivir de forma responsable la sexualidad, la virginidad sería un tema que ya no tiene importancia o relevancia, pero aun hoy en día hay ciertos sectores que consideran esto como una práctica deseable, convirtiendo todo el tema en un gran mito.

Y es que en la actualidad la virginidad más allá de temas sexuales es cuestión de una condición social relacionada con el respeto, creo que en la actualidad todo el mito del tema recae en cuestiones sociales y culturales.

Si bien para ciertos sectores con los cuales concuerdo la virginidad no es algo relevante, depende de cada mujer y también hombre decidir su postura sobre el tema, pero eso sí, para tener una postura hay que contar con toda la información del tema y no solo perpetuarlo porque es algo bien visto o una postura familiar.

Creo que la clave está en respetar a las personas a favor o en contra, pero hay que estar informados sobre dicho tema, en lugar de solo seguir el status quo de las cosas. Afortunadamente con la debida educación sexual una persona puede tomar una postura que encaje con sus creencias, pero para empezar deberíamos saber que el valor de una mujer no se mide por si es pura y casta, en realidad parte de una vida sexual inteligente y responsable consiste en convivir con su pareja extraconyugalmente, partiendo del hecho que en una relación de pareja el sexo es parte fundamental de ella y su convivencia.

Y tras este tema existen muchos mitos, pero sobre todo algo que no podemos negar es que las mujeres experimentan mucha presión por conservarla o incluso perderla, pero yo pienso que nadie debería ceder a las presiones para hacerlo o no hacerlo, esa es una cuestión personal y en la que solo esa persona puede decidir.

Algo que todas las mujeres deberían saber es que la primera relación sexual es dolorosa, y en esta puede o no haber sangrado por la rotura del himen, y es que a veces el himen puede ser muy elástico y no romperse o este pudo haberse roto por caídas, practicar deportes o por el uso de tampones; es más ahora existen operaciones quirúrgicas que recrean el himen y regresan tonalidad a los músculos de la vagina, así que su existencia o inexistencia no prueban nada. Pero hay que estar conscientes que las primeras relaciones sexuales de una mujer, la mayoría de ellas serán dolorosas hasta que se acostumbre a ellas.

Todo se trata de un problema que radica en nuestra cabeza, no el cuerpo.

2 COMMENTS

  1. A mi este tema me da un poco de rabia porque me parece que siempre se incide en la virginidad femenina y no en la masculina. Yo creo que en definitiva es un mito creado cuando se quería impedir que la mujer descubriera su naturaleza sexual como algo placentero y así que estuviera centrada en su papel reproductor.

Leave a Reply