Espera, no solo me gusta o lo disfruto, amo ir al cine, esa experiencia única en la vida es una que gozo de muchas maneras; es más, en este momento podría describir los aromas de una sala de cine, ese característico olor que no podría comparar con nada, además de la sensación de esperar en una sala semioscura mientras se proyectan cortos en la pantalla sobre todo y sobre nada, cortos que no son lo suficientemente interesantes como para capturar mi atención, sin embargo son lo suficientemente largos para darme cuenta de ellos.

El cine, una gran experiencia que disfruto de maneras incontables, me gusta ir al cine, sola o acompañada, con palomitas o sin ellas, para ver una película palomera o disfrutar lo mejor del indie, el cine para mi es más que una forma de expresión artística, el cine para mí lo es todo, por ello disfruto esa experiencia en la que una historia se conecta con mis sentidos, creo que si tuviera que decir en palabras entendibles que es el cine, tendría que decir MAGIA, porque a través de esa secuencia y progresión de imágenes, de video, de voces, de fotos; todo eso se traduce en una idea que me puede cambiar la vida, obvio, un cambio así comienza con la creación de una pequeña idea que se planta para germinar, eso hace el cine.

Bien, pero no soy la única que disfruta de esta experiencia, en la actualidad esta es una gran mega industria de mucho dinero en la que directores, productores, actores, guionistas y demás equipo se unen para dar vida a esas escenas que yo disfruto en la sala da de cine.

Creo que damos por alto todo ese gran proceso que sufrió una película para llegar a la pantalla, un proceso en el que muchas personas están involucradas y aman tanto como yo al cine, tanto que ellos hicieron de esa pasión un oficio; por ello el ciclo se cierra cuando yo voy a disfrutar de una película a una sala de cine.

La experiencia de ir al cine no se compara con nada, por más que tu casa tenga equipo de última generación, tengas una gran pantalla y equipo en casa; nada se podrá comparar con la emoción que sientes cuando vas al cine y entras al complejo, para que una oleada de olores y sabores invadan tu cabeza, mientras el bullicioso ruido te pone alerta, personas gritando, niños riendo, ruidos del arcade, palomitas explotando, luces brillando, posters de cine decorando las paredes, enamorados besándose, ay, me gusta ir al cine, porque no solo transmite ideas y nos permite conocer otras partes del mundo o lugares imaginarios, sino que en el cine hay toda una experiencia y protocolo durante tu visita a una sala de cine.

vamos todos a cinepolis 12

De verdad, me gusta ir al cine sin importar que esa experiencia tenga un alto costo, hablando de dinero claro, porque ir al cine es la entrada más palomitas, refresco, hotdogs o nachos, dependiendo de tu combo, así que por persona puedes gastarte entre $300 – $350 por disfrutar de esta experiencia que se trata de transmitir y contar historias que te dejen pensando.

No creo que en esta vida o en mis futuras reencarnaciones trabaje en el proceso de crear cine, más bien me gusta ir a mirar el resultado final y en base a esa gran historia, dar un veredicto.

1 COMMENT

Leave a Reply