Guía para cancelar una cita

3

Cuando te cancela una cita y a último momento es horrible, ya he escrito de eso, del terrible momento en el que estás listo o lista para el mejor momento de tu vida, y sin tiempo o previo aviso, alguien muy mala onda, te manda un mensaje “siempre no”, y eso del mensaje pasa CUANDO BIEN TE VA, porque a veces ni eso y te quedas con cara de estúpido/a esperando a que la otra persona se digne a aparecer o contestarte el teléfono mientras desesperadamente quieres contactar a esa persona en el punto de encuentro.

Ahora, me pregunto porque se hizo como parte del protocolo de cancelar a alguien, los mensajes de texto por celular, ¿qué acaso no mereces ni una llamada?, ¿acaso ni eso se merece?, una mera llamada de cortesía para decirle a la otra persona “ni vayas al lugar”

Que, por cierto, esto de las cancelaciones si debería tener un protocolo, porque ya las personas son tan descorteces, que a veces sabiendo que no tienen ganas de ver a la otra persona, siempre se esperan a último momento esperando para que salga algo mejor y con solo 2 o 3 horas antes de la hora cero, avisan que no van a poder.

Eso es sumamente grosero, es innecesario y me pregunto, porque no ser honestos y definitivamente decirle a la otra persona, “estoy muy ocupado”, en vez de cancelar a último momento.

Por eso creo que es muy útil el protocolo o la Guía para cancelar una cita.

Y es que hasta para cancelar un plan hay que tener clase y lo mejor es seguir esta guía:

• No se vale cancelar a último momento, ese día, a menos que sea causa de fuerza mayor, como una emergencia médica, algo súper imprevisto del trabajo, NO PUEDES CANCELAR A ALGUIEN LA CITA DEL VIERNES A LAS 6PM, el mismo viernes a las 3 de la tarde.
• Si vas a cancelar a alguien, porque te da flojera o estabas viendo si salía algo mejor, lo mejor es cancelar con tiempo suficiente, para que la otra persona tenga tiempo de organizar algo con su día.
• No mandes un mensaje, LLAMA POR TELÉFONO, es pura atención y cortesía.
• Si vas a mandar una cancelación por otro medio, cerciórate de que la otra persona esté informada y no se quede esperando afuera del cine para ver los Power Rangers mientras no apareces.

Ahora, si en verdad fue una emergencia real, en serio, una llamada de atención es lo mínimo que puedes hacer para cancelar tu cita.

No vayas a hacerle como este chico, que, a último momento boto a una cita previa, que había hecho con mucho tiempo de anticipación, cuando una chica más bonita, le invito en último momento a ir a Fanaticon.

Pero cuál es la historia de este misterioso joven, de la cual me entere por andar de chismosa, aunque bueno, no es ser chismosa ir escuchando las pláticas de los demás en el camión, o ¿sí?

Bien, tal vez si sea afán de chisme, pero la verdad es que muchas de mis mejores historias, las he escuchado mientras voy caminando o sentada en el transporte público; así me paso con este chico medio cínico, que planto a su cita previa, en cuanto salió algo mejor con alguien más bonita.

Y la historia es esta, yo estaba tan aburrida sentada en el camión que va al Centro Banamex, cuando estos dos jóvenes se subieron para hablar de cualquier cosa, principalmente los grupos en Facebook, los chismes que se dan en torno a Facebook y estaban hablando también de Quidditch, que me quede bastante sorprendida, pero existe gente en la “vida real”, que se reúne para jugar quidditch.

En fin, seguían muy metidos en su plática sobre lo evolucionados que eran, sobre sus amigos inmaduros versus lo maduro que son estos dos, principalmente ella y que ya ni se juntan con ellos, porque lo que hacen, es de chavitos de secundaria, y ellos obviamente son chavitos ya de universidad.

Aunque bueno, creo que así somos todos, y yo, a mis treinta, seguro digo pura tontería, seguro; ahora, no es que yo presuma que eso era de mis tiempos de secundaria, pero bueno, cada quien.

Pero eso no fue lo interesante de escuchar a esta pareja de jóvenes, nooo, ni siquiera fue interesante escuchar todas las frases de ligue que este chico le tendía a ella, quien ya lo ha friendzonado bastante bien, nooooo, lo interesante sucedió cuando le llego un mensaje.

“Voy retrasada, llego en 15 minutos”

Y como me entere de que decía el mensaje, pues después de gritar “VERGA, VERGA, VERGA, VERGA, VERGA” el chico nos leyó a las 5 mujeres, y obvio, a su cita con su crush que lo tiene en friendzone, lo que estaba pasando, así fue como todos, incluido el chofer, al cual le valió verga, todos nos enteramos de lo que estaba sucediendo.

Y que fue lo que paso, pues el chico en cuestión, ese viernes cancelo su cita, cuando su crush le invito de último momento a ir a Fanaticon, y seguramente ella lo invito de último momento, porque a ella le cancelo su respectivo crush.

Porque nadie, en serio, nadie, hace planes de último momento el viernes con dos boletos que ya tenía.

Pero lo peor, fue que este chico, muy metido en su nueva cita, no quería mandarle mensaje a la chica que había sido plantada en el lugar, y tampoco le contestaba las llamadas.

La excusa es que no quería que nadie en el camión se enterrará de sus asuntos.

¡Demasiado tarde!, y no solo se enteraron las personas del camión, no, se enteraron todos en internet que cancelo a una chica para ir a ver los Power Rangers, para ser el plan B de una chica que a mí no me cayó muy bien.

En fin, la moraleja de esta historia es no meterte en las pláticas de las personas del transporte público, y cancelar con tiempo a tus citas, ah y la otra moraleja, nunca canceles a tu plan A, por ser el plan B de alguien más.

3 COMMENTS

  1. En fin, la moraleja de esta historia es no meterte en las pláticas de las personas del transporte público…
    Gracias por los consejos, tenes mucha razon, creo que no leyó el final

  2. Debería ser una buena moraleja, pero he descubierto que no escuchar a los demás, no es posible, de ahí vienen todas mis historias.

Leave a Reply