No importa la edad que tengas, 5 años o 31, cada que tienes miedo, estas triste, enfrentas un peligro inminente o una gran cantidad de estrés, sin importar tu edad o tu madurez, una de las reacciones humanas más básicas es esconderse bajo una sábana. Esta reacción no nos protege, no resuelve los problemas y en definitiva si hubiera en la casa un psicópata con una cierra o un fantasma asesino, no nos protegería para nada de su amenaza inminente, pero sin importar lo tonto que sea, esconderse en este lugar nos hace sentir seguros y protegidos.

Tal vez todo tenga que ver con nuestra infancia, cuando esos miedos, demonios y peligros estaban en nuestra cabeza; miedos que bajo la sabana desaparecían, tal vez por ello la acción básica cuando nos sentimos indefensos es esconderse bajo una sábana, para sentirnos protegidos y seguros en nuestra cama, como en aquellos años.

Algunos expertos en el tema de la mente aseguran que nos escondemos en la cama, bajo las sabanas para huir, para protegernos y sentirnos seguros. Tal vez eso lo hacemos porque al no ver el peligro nos sentimos cómodos y protegidos, como si eso no estuviera pasando, como si pudiéramos borrar de nuestra vida todo lo malo, aunque sea una sensación pasajera, por un breve instante de tiempo, en la cama, esconderse bajo una sábana puede hacernos sentir mejor.
Como cuando cerramos los ojos frente a algo que nos da miedo, igual que cuando vemos películas de terror, cuando algo malo está a punto de suceder, instintivamente cerramos los ojos.

sabanas - copia

Bien, tal vez no tenga nada que ver con que la tela este blindaba, y más bien todo regresa a que en este lugar nos sentimos protegidos. Además, eso de cerrar los ojos puede ayudarnos a evitar ser testigos de cosas que nos puedan atormentar.

Sabes de hecho esa es mi táctica para todo en esta vida, si bien lo mío no es esconderse bajo una sábana, es muy común y frecuente que ante el horror de la vida, la indiferencia, la violencia y esas demonios actuales que persiguen a los adultos modernos, yo simplemente cierro los ojos.

Ya sé que vivir en la indiferencia o la negación no harán nada para mejorar el mundo, pero si puedo hacer algo y enfrentarme a las circunstancias negativas con una mente inocente que cree que todo es posible. Por eso cierro los ojos, al igual que esconderse bajo una sábana me hacen ignorar lo trastornado que esta este mundo.

Otras notas relacionadas

LA COBIJA MÁGICA ANTIFANTASMAS
CÓMO SER UN CAZAFANTASMAS PROFESIONAL?
LA MOIRA UNA CASA LLENA DE FANTASMAS: MI ATERRADORA EXPERIENCIA EN ESTE LUGAR
PODCAST: FACTOR MIEDO

Leave a Reply