Diferencia entre me gusta alguien y le traigo ganas a alguien

0

Seguramente este tema es polémico, inecesario, medio estúpido y muy absurdo; porque después de todo, a quien le importa indagar en las diferencias irrelevantes de las relaciones románticas, ¿a quién?, pues bueno, creo que la respuesta es obvia y si hay alguien en este mundo que se fascina con las relaciones interhumanas, pues esa soy yo, que de amor y relaciones aparentemente no sé nada, pero me fascino con estos temas y trato de analizarlos para comprenderlos y entonces, al hacerlo, ya no pasar vergüenzas sociales.

De esta manera, sabiendo las diferencias entre gustar y ganas, entonces uno puede saber cómo comportarse, que hacer y cuáles son las expectativas que se deben tener con la otra persona.

Si bien hay algunas personas que aseguran que esto no importa, ya que el orden de los factores no altera el producto; creo que las matemáticas no aplican a la lógica humana, y a veces las ganas, son solo eso, ganas, mientras que un crush cuando alguien te gusta, puede ser algo a más largo plazo e involucrar muchos sentimientos, mientras que traerle ganas a alguien, solo habla de la pasión.

Creo que esa sería la diferencia principal, el tiempo que dura la atracción; pero antes de entender estas diferencias, sería más interesante saber que es ME GUSTA ALGUIEN, y que es LE TRAIGO GANAS A ALGUIEN.

Yo podría jurar que eran lo mismo, o estaban en un espectro similar, cuando un amigo me dijo “te trae ganas y ni siquiera lo disimula”, me quede pensando en que gustar y ganas eran algo similar; pero rápidamente me sacaron de mi error, gustar y ganas son cosas distintas, no son sinónimos.

Y esto me lo explico un amigo, otro, obvio:

Creo que ese amigo, no puedo definir de una mejor manera lo que es el gusto y lo que son las ganas; cosas muy diferentes, que a veces solemos confundir como una misma cosa y esto sucede cuando somos nosotros la persona que siente eso, o somos el objeto de esos sentimientos.
Es decir, nos confundimos y mucho, cuando alguien nos gusta o le traemos ganas, y es aún más confuso, cuando somos nosotros, los que podríamos ser esa crush de alguien, o esas ganas que alguien no se aguanta.

Concretando, gustar podría ser algo romántico mientras que ganas es algo sexual.

Ahí radican las diferencias, las estrategias que se usan y las emociones que se despliegan.

Una cosa es duradera, la otra es efímera, una involucra sentimientos (tal vez profundos) y la otra solo es un interés sexual.

Si alguien te trae ganas, solo quiere darse un acostón contigo, si a alguien le gustas, probablemente también quiera un acostón, pero además muchas otras experiencias y momentos desde los románticos, hasta los dramáticos, los placenteros, en fin.

Leave a Reply