Cuando es correcto preguntar algo incorrecto

0

Esa es una pregunta interesante, muy, muy interesante, el cuándo se puede preguntar algo que no es muy propio preguntarse; ahora habrá quien diga, si no se puede preguntar en un principio, entonces no preguntes, pero y la curiosidad, nadie piensa en la curiosidad y morbo que nos queda a los demás sobre esos asuntos incomodos.

Que debo sumar a este debate, yo soy de esas personas que creció con la idea de que es más tonto no preguntar, que preguntar. Pero luego viene otro tema interesante, hay que tener criterio para saber que hay cosas de las que no se puede hablar abiertamente, para no incomodar o hacer sentir mal a los demás, es por eso que debemos esperar con paciencia a que la otra persona quiera compartirnos esa información, se abra y entonces hable del tema y no porque la curiosidad nos ganó para preguntar algo que no debería preguntarse.

Aunque bueno, con el tiempo y la confianza, si se puede, se puede preguntar algo incorrecto.

Pero el debate sigue, y cuando conocemos a una persona y algo nos intriga sobre ella, estamos en el dilema ético/moral sobre preguntar o no preguntar.

Lo sé, esta es una gran polémica, porque dirían por ahí, que, si es polémico o incomodo, para que preguntarlo; después de todo, la curiosidad debe ser censurada por el criterio y sentido común; pero que pasa con aquello de que hay que saber, de que debemos estar informados, en serio, ¿qué pasa?, mmmm, este es un interesante debate entre estar informado y ser sensible con los demás.

Pero ¿qué tipo de preguntas pueden ser incomodas o incorrectas?

Ah, pues digamos que el espectro de incomodidades puede ser amplio y preguntarle a alguien:

  • ¿Estas embarazada?
  • ¿Por qué te divorciaste?, ¿Por qué tronaste con tu novia?
  • ¿Por qué te despidieron?, ¿por qué te regaño el jefe?
  • ¿Cuál fue el pleito familiar?, ¿por qué se estaban gritando en la noche?
  • ¿no tienes una pierna?, ¿es un ojo de vidrio?

En fin, hay muchas preguntas incomodas sobre nuestra persona física, nuestra convivencia o nuestros problemas emocionales, que pueden ser información sensible que nadie debería preguntar; sin embargo, genera una gran curiosidad para las personas y aunque no hablen de esos temas, los piensan.

Por ejemplo, si eres una mujer de treinta y tantos y de repente tienes una pancita, la duda de todos será ¿estará embarazada?, es una duda razonable, es una curiosidad legitima, pero cuando es correcto preguntar algo incorrecto, cuando es correcto preguntarle a esa mujer sobre un posible embarazo o acaso solo será gordura o inflamación.

¿Cuándo?, en verdad cuando se puede preguntar algo incómodo para los demás.

Creo que muchas personas dirían nunca, y es mejor esperar los nueve meses y ver al bebe, que preguntar o esperar a que esa persona lo diga; lo mismo sucede con las otras cuestiones.
O también puedes aplicar esa de mucha seguridad y confianza, y preguntarle a esa persona, esa información sensible que le da comezón.

Supongo que es una cuestión personal si preguntas o no.

Leave a Reply