Últimamente me cuesta tanto concentrar mi atención en una cosa, que me siento parte de una sitcom, en la que el personaje en cuestión pasa mucho tiempo sufriendo intentando hacer algo, sin importar que ese algo sea tan básico como hacer una presentación, mmmmm, bueno, eso no es tan básico, pero entendieron el punto, ese en el que te tienes que sentar a hacer una cosa y terminas haciendo todo lo que se te ocurra, todo lo que puedas, todo lo que este enfrente de ti, desperdiciando tiempo, recursos, dinero, ganas y concentración haciendo cualquier cosa, menos lo que tienes que hacer.

Ok, no entiendo como puede ser tan difícil que me concentre en hacer algo que no me toma más de 5 minutos, para hacer otra cosa, es más, si tengo una pluma frente a mí, mi mente me traiciona para entretenerse con todo menos el trabajo. Que digo, finalmente es hacer algo para sentirse ocupado, para que el cerebro este activo, pero acaso no sería mejor que esa actividad fuera una productiva que contribuyera a mi trabajo, a mi profesión o incluso a mi parte intelectual, ah pero no, termino haciendo cualquier cosa, como cambiar de pestañas, solo por cambiar de pestañas, usar las plumas y plumones que tengo frente a mí para hacer decoraciones a mis notas, tomar el iPhone para ver si tengo mensaje de mi amorcito, abrir el mail, o hacer cualquier cosa menos escribir o trabajar.

¡Maldita sea!, yo siempre he presumido de tener altos niveles de concentración, una vez que estoy en ese camión nada me para y puedo pasar horas haciendo una actividad, pero, sí, malditos peros, en lo que pasa ese camión termino perdiendo mucho tiempo, porque mi mente o más bien mi atención salta de una cosa a otra con una voluntad caprichosa, haciendo que el tiempo promedio que paso escribiendo un buen articulo pase de 15 minutos a dos horas, porque simplemente estaba dispersa y después de teclear 5 palabras, me ponía a checar el mail, a recibir notificaciones de las mil comunidades que manejo, bueno, exageró no son mil, son como 7, luego de ver notificaciones, regreso nuevamente a ver si hay algún mensaje de mi amorcito en el Xperia o el iPhone, pero no hay, porque el si trabaja y no es un ocioso como yo, entonces me recuerdo que yo también debo trabajar y justo cuando ya tengo una idea para trabajar, algo pasa de forma real y alguien viene a mi escritorio a hacer charla y por alguien me refiero a mi hermano o Luna, la nueva cachorra, esos dos siempre quieren atención.

Es horrible, justo cuando ya estas decidido y estas concentrado para concentrarte, cuando suena el pinche chat para comentarte una babosada, lo más triste es que esa babosada te distrae de tomar el camión de la concentración, así que vas a pasar mucho tiempo esperando a que llegue uno nuevo.

Y yo sigo con lo mismo, puedo tener periodos de concentración muy largos, sí y solo sí me obligo a hacerlo, solo tengo que pasar ese periodo de 5 minutos en el que obligo a mi mente a concentrarse en algo, en vez de hacer zapping mental, y si lo logro, si obligo a mi mente a hacerme caso entonces lo consigo y puedo pasar mucho tiempo entretenida.

Pero a veces resulta difícil decirme que no esté divagando en ideas o acciones y salto a la velocidad de la luz de una cosa a otra, sin terminarla, como en las series de los gimnasios, hago 12 repeticiones aquí y me voy a hacer 12 repeticiones allá, así me pasa con mis labores, hago alguito aquí y luego hago otro poquito allá y luego regreso en ciclos.

Yo sé que me puedo concentrar, yo lo sé.

Anda, concéntrate en lo que tienes que hacer sin saltar a hacer otra maldita cosa, y así fue como pase de intentar concentrarme en mi trabajo a hacer un post sobre como uno debe concentrarse en el trabajo, solo yo lo logro.

Leave a Reply