Dicen que los viajes abren nuestra mente y nuestras ideas de formas maravillosas; y eso es muy cierto, por eso soy fan de viajar, sin embargo, eso no siempre se puede hacer.Me acabo de encontrar Badoo la semana pasada,...
En internet, sobre todo en redes sociales, caras vemos, pero corazones no sabemos, y ese viejo dicho actualmente cobra mucha relevancia, porque lo que vemos en internet, puede ser que no corresponda a la realidad y ahora es tan...
En esta vida hay manuales para todo, las reglas de convivencia y protocolos sociales para convivir en paz y armonía con otros seres humanos; desde el anticuado y viejo libro El Manual de Urbanidad y Buenas Costumbres o Manual...

Darle LIKE a todo

 Se me acaba de ocurrir algo, una especie de experimento social, bueno si analizo bien esta nueva ocurrencia mía tal vez me dé cuenta de que no es un experimento sino más bien un atentado contra mi reputación antisocial.Veamos...

Grupos de WhatsApp

Ahora entiendo a Galatzia y aquella frase que acuño hace no mucho tiempo “odio los pinshis grupos de WhatsApp, me cagan”, y fue hasta después de que me integraron a uno de estos odiados grupos de WhatsApp, el de...
El otro día que por mera casualidad entra mi hermano a ver los comentarios de uno de mis blogs, bueno, no fue mera casualidad y estas últimas semanas él se ha hecho cargo del mantenimiento de mis blogs, para...
Con eso de la modernidad y la total virtualización de nuestras relaciones sociales, no es de sorprenderse que un 80% de lo que se leemos en internet sea parcialmente pura fantasía; de hecho, no solo nos pasa con desconocidos,...
Y vaya que esta descripción es muy, muy atinada de las redes sociales sobre todo si las usas, descubres que lo irónico de esta imagen es que es tan cierta esta breve explicación.Es que yo estoy fascinada por esta...
¿Quieres entrar a la dimensión desconocida?, lo único que tienes que hacer es entrar a Facebook, y ni siquiera tienes que hacerlo en plan stalker, solo tienes que entrar para descubrir lo más oscuro, siniestro y extraño de las...
Puta, nada más pinche feliz que equivocarte de chat y escribir cosas comprometedoras que tienes que explicar después mientras tartamudeas digitalmente con muchas risitas incomodas y muchos “este, mmmmmm, no era lo que era”; o sea, de la nada...