No sé si sea cosa de estos días, en los que de forma cultural e instintiva se buscan atajos y el camino corto de las cosas, no sé si esto sea generacional y los millennials buscan la manera de hacer las cosas fáciles, aunque bueno, habría que decirlo, también se incluyen en esta persecución fácil de las cosas a personas de otras generaciones.

Tal vez, solo tal vez, nos hayamos hecho muy flojos, poco perseverantes, tanto que ya nos damos por vencidos tan rápido, que ya no vale la pena intentar nada que no tenga un camino corto o una vía fácil hacia su realización.

Aunque tal vez podría decir que desde hace muchas generaciones se busca con mucho hincapié e ímpetu el camino fácil al éxito.

Lo irónico es que esa búsqueda al atajo, se hace con tanta energía y se hacen tantas cosas, claro, de índole tramposo, que lo irónico es que si esa misma energía que se usa de forma negativa para lograr algo, si se aplicara de la forma correcta, siguiendo el camino duro de la vida, se tendría ese éxito que se busca, sin buscar atajos, digo, de todas maneras se usa mucha energía en el proceso y persecución de ambos caminos.

Tal vez no me he explicado muy bien, pero lo que quiero decir es que si ponemos el mismo empeño que usamos para saltar las cosas, si usáramos esa energía para hacerlo bien, sin saltos, el resultado sería el éxito.

Eso es irónico, según lo veo yo.

Porque el camino fácil al éxito, es no buscar ese atajo y seguir el camino duro; porque la búsqueda de ese inexistente camino te hace andar el doble, meterte en problemas sin ningún resultado, entonces el atajo, sería no buscar atajo.

Además dónde está lo satisfactorio de hacer algo con trampas, atajos o rutas cortas, ¿dónde?

Lo que más valoramos es lo que nos cuesta trabajo hacer, son esas odiseas personales de la búsqueda del éxito las que son gratificantes y más disfrutamos.

Pero entonces porque se sigue buscando el camino fácil al éxito, ¿por qué?

Pregunta interesante que me hice el otro día, cuando un usuario en Facebook me hacía muchas preguntas sobre cómo tener un blog exitoso, pero de forma rápida.
A este usuario le urgía salir de pobre con su blog, pero lejos de aprender y disfrutar esto de ser blogger, el solo quería su atajo, un post único, corto y breve que le dijera las claves para tener un blog exitoso.

“¿Cuál es el artículo mero, mero que debo leer?”, me insistía mucho.

Le contesté no existe tal post, si quieres tener algo que valga la pena debes documentarte y leer, aprender y conocer.

Porque no hay tal cosa como un atajo al éxito, no existe, tal vez la moraleja sea aplicar la misma intensidad para buscar atajos en el camino duro.

Leave a Reply