Que te cachen en la movida es horrible, sin importar el tipo de movida en la que andes, ser descubierto infraganti es una de esas cosas que están en la lista de cosas que no le deseo a ningún ser humano, ni siquiera a mis enemigos. Bueno, bueno, tal vez exagero pero no me van a negar que eso está en el top 5 de cosas más horribles que le pueden pasar a un ser humano; no importa la edad, ser descubierto en ciertas circunstancias pueden ser muy estresantes, sobre todo porque no se ve el panorama o general o no se comprende el contexto por el cual sucedió en un inicio.

En esta vida no hay muchas cosas de las que me arrepiento, pero en la lista encabezando esta haber sido descubierta infraganti en algo que nadie debía saber nunca, porque además de que fue muy vergonzoso, ser descubierto con las manos en la masa es algo que te persigue de por vida.

El diccionario define a la palabra infraganti como ser descubierto en el preciso instante en el que se está cometiendo un delito o una falta; sin embargo de forma moderna se adaptó ese término para referirse cuando alguien está en medio de una situación incómoda o muy privada o hasta vergonzosa.
Ya sabes, de esas veces que estas declarándole tu eterno amor y devoción al pastel de chocoalte con el cual te estas atragantando de forma poco glamorosa a media noche en la puerta del refri, para ser descubierto por tu hermano que iba por un vaso de agua o cuando estas en pleno faje en la sala cuando, alguien decide que es buena idea hacer aparición.

Ser cachado en la movida, en el pleno momento de una travesura, cuando te atragantas de comida, cuando haces algo vergonzoso o este envuelto en placer corporal con alguien es sumamente vergonzoso, sin olvidar mencionar que eso puede hacerte víctima del chantaje de algún hermano ventajoso o un familiar con cero escrúpulos y sin sueldo.

Te imaginas que te cachen en el preciso momento en el que no debían hacerlo, ¿te imaginas?, yo sí porque ya me ha pasado y solo puedo decir que lo único que me pasa por la mente en esos momentos es POR FAVOR, POR FAVOR QUE NADIE ME DESCUBRA embarrada de pastel de chocolate por toda la cara, y no porque si nadie se entera que comí pastel a media noche mi dieta no se rompa, sino porque hay cosas que son vergonzosamente privadas e íntimas.

Así que el otro día que uno de mis lectores me contaba de una anécdota para la sección de sexo, cuando descubrió a su tío y su pareja, quienes son sus anfitriones durante sus vacaciones mientras tenían sexo como animales en el tejado; solo podía pensar que eso de ser cachado en la movida es muy feo y cuando descubres a alguien más tu deber ético y moral es hacerte pendejo como si eso nunca hubiera pasado.

Ya sabes, de esas veces que vas al cuarto de tu hermano para pedirle prestada su chamarra y lo descubres masturbándose, esa es una imagen mental que debes eliminar de tu cabeza para siempre como si nunca hubiera pasado, en pocas palabras te haces pendejo, no vuelves a mencionar el tema y nunca más entras sin tocar la puerta.

Cuando descubres a alguien en medio de algo lo mejor que puedes hacer es pretender que nunca sucedió y enterrar esos recuerdos en lo más profundo de tu memoria, sin importar cuan graciosos sean o lo que te ayuden a conseguir de esa persona; recuerda que en cualquier momento puedes ser sorprendido con las manos en la masa o en una actividad infraganti, en esos momentos desearas el mismo tipo de piadosa misericordia y nunca más hablar del tema.

Si cachas a alguien en la movida recuerda que también hace que eso sea incómodo para ti, a veces termina siendo más vergonzoso haberlo visto que ser participe, definitivamente la moraleja es hacerse pendejo o pendeja.

4 COMMENTS

  1. Pues si es sumamente aterrador…!! incluso he tenido pesadillas recientes respecto al tema jaja

  2. recuerdo aun ese dia y me pongo helado 🙁 ojala que no se vuelva a repetir ese maldito dia

Leave a Reply