Esta es una de las expresiones que más me has escuchado, es una de esas frases que se ha convertido en una especie de muletilla, sobre todo por la cantidad de veces que la uso, y no solo lo digo, no solo me quejo de olvidar, sino que de forma cíclica y continua, siempre termino haciendo un post sobre olvidar algo, pero como olvido que olvide, termino haciendo este artículo una y otra vez, como una especie de déjà vu, claro, el artículo no es el mismo nunca, es como los copos de nieve, nunca son iguales, así le pasa a un escritor que olvido un tema, cada que lo escribe, lo hace siempre de una manera completamente diferente a la anterior, aunque sea el mismo tópico.

Pero regresando al tema de los olvidos y esa horrible sensación de que se me olvido otra cosa nueva, una nueva cada día; estoy empezando a pensar muy seriamente que tengo Alzheimer, porque siempre olvido todo, incluso dos minutos después de haberlo pensando y me quedo con cara de idiota, buscando las palabras o las ideas; ya sé, no es gracioso jugar con esas enfermedades, porque las personas que si las tienen padecen un infierno en vida, pero de verdad y sin guasas o bromas, a veces me preocupa muy seriamente la forma en la que olvido las cosas, y también tengo otra paranoia, que más decirlo en tono burlón, creo que es algo al estilo hipocondriacos de internet, esos que casos clínicos que ahora abundan.

Esas personas que cuando leen síntomas de una extraña y mortal enfermedad en internet, comienzan a presentar esos mismos síntomas, así me pasa en dos categorías siempre: Alzheimer y otra enfermedad igual de temible, Parkinson; tal vez creas que estoy bromeando o soy muy exagerada, pero no, que iba a decir, ay, se me olvido, ah ya me acorde, cuando digo en voz alta eso y alguien me escucha, siempre me regañan por siquiera mencionarlo, pero ciertamente a veces puedo temblar mucho cuando agarro las cosas, eso me preocupa y la forma en la que olvido las cosas, me consterna mucho más.

Pero dejemos de lado mis locas hipótesis que se generan por miedo, ignorancia y leer de manera superficial documentos médicos en internet; si, mejor los diagnósticos dejémoslos a los médicos y yo me dedicare a preocuparme por mi falta de memoria, o mejor aún, debería ser proactiva y buscar una solución práctica para mejorar mi capacidad de retención, recordación y por supuesto agilidad mental. Digo, si diario hago dos horas de ejercicio, estudio 40 minutos de inglés, que no pueda ejercitar mi mente para mejorar mi memoria, eso me parece ridículo, yo sé que puedo, si no olvido hacerlo todo es cuestión de constancia y por supuesto perseverancia.

Y hoy mi quejido malhumorado: Ay ya se me olvido, fue justo cuando me desocupe y quería escribir algo para mi blog, según yo, o según la Yesica de ese momento, ese post me valdría un Pulitzer de los Blogs, si es que existieran, pero se me olvido, DAMN!, como odio perder una buena idea por olvidarla, de verdad, eso me parece suficiente como para llorar y reír mientras me digo, ay ya se me olvido.

A veces así pasa y todo se te olvida, y solo puedes encogerte de brazos y decir, ay ya se me olvido.

mala memoria01

mala memoria

 

Otros artículos relacionados

CUANDO SE ACERCA UNA FECHA IMPORTANTE
OLVIDAR UN RECUERDO
OLVIDAR UN CUMPLEAÑOS
COMO OLVIDARTE DE ALGUIEN
CUANDO TE REMUERDE LA CONSCIENCIA

1 COMMENT

Leave a Reply