Cuantas veces no hemos conocido a alguien que nos maltrata tanto, nos molesta, nos acosa con burlas y palabras tontas; una persona que siempre está allí como una extraña coincidencia para burlarse de la forma de nuestra cabeza, de lo que decimos o de nuestra ropa. Como si fuera una extraña maldición la que nos pone cerca de una persona, la cual parece que es su hobbie perseguirnos como una extraña manía compulsiva en la que secretamente nos ama.

Amor al estilo Helga Pataki, un amor muy retorcido que hace que la persona que lo sufre maltrate a su *crush* o enamorado de formas retorcidas, como una obsesión compulsión en la que tienes que llamar la atención de aquella persona que tanto te gusta de la peor forma: NEGATIVA

Crush palabra gringa usada para referirse a alguien que te encanta, una persona tan especial que para ti estar frente a ella significa que el mundo se detiene, si bien, mi definición puede parecer algo cursi pero es la más acercada; crush se usa para referirte a alguien que te encanta y estás loco por ella.
Aunque pensándolo bien llamar la atención de manera negativa es muy efectiva, digo, si le dices a alguien cabeza de balón o estúpido repetidamente, seguramente se acordará de ti, te lo aseguro. A diferencia de que cuando te comportas indiferente, obivo, cuando te comportas así ni siquiera se dan cuenta de que existes.

Helga G. Pataki es un personaje ficticio de la serie de televisión de Nickelodeon llamada Oye Arnold!, ella es la marimacha de la serie que carece de femineidad y delicadeza pero lo que le falta en ser femenina le sobra en inteligencia, pero la característica que define el amor al estilo “Helga Pataki” no es lo rudo o el estereotipo de cínica o mandona, sino que ella secretamente está enamorada de Arnold, un chico, el protagonista de Hey Arnold!, hoy no vamos a analizar a Arnold, sino más bien la retorcida relación que Helga desarrollo por él, y es que ella está enamorada hasta la medula de Arnold, él es su MUSO, el chico que la inspira a escribir los más bellos poemas y es gracias a él que se despierten en ella los más bellos sentimientos de amor, nobles y puros.

Y la única forma que encuentra Helga para expresar todos estos bellos sentimientos, es MOLESTANDO a Arnold, por alguna extraña razón ella es incapaz de demostrar su amor, su secreto amor de la forma tradicional, así que lo único que le queda es hacer enojar a Arnold, seguramente Helga esta consiente que del odio al amor hay un pequeño paso.

El amor al estilo Helga Pataki es muy extraño, porque es tan insistente, tan fregativo que uno solo puede pensar o de verdad me ama tanto secretamente que no puede vivir sin mi o simplemente le cago la vida.

Seguramente te ha pasado, que alguna vez has tenido en tu vida a una Helga o un Helgo, o por qué no, tal vez tú padeciste de este síndrome; supongo que el amor es complicado y cada quien lo expresa de maneras diferentes.

Pero por favor si alguien secretamente se enamora de mí, que no sea como Helga Pataki, simplemente no, me caga que me digan cabeza de balón.

Leave a Reply