Alguna vez has pensado que ciertos amigos son muy difíciles de conservar; ya sabes, no porque su amistad sea tan valiosa, que te ocasione un gran esfuerzo que vale la pena desplegar para conservarlos en tu vida, nooooo, yo hablo de esas veces en la que cuesta y mucho, hablando en muchos sentidos como tiempo, dinero, paciencia, compromiso, salud mental, paz espiritual, el tener, o mejor dicho sobrellevar una amistad.

Ahora, hay que saber diferenciar lo valioso y complicado, de lo tormentoso y toxico, porque es muy diferente tener una amistad que vale la pena conservar y luchar por ella a pesar de los obstáculos, de una amistad toxica que simplemente es difícil sobrellevarla porque pide mucho de ti y no da nada a cambio.
Creo que algunas personas se confunden con esas complejidades de algo toxico y algo complicado y pensando que es lo normal, aguantar, se quedan aferrados a amigos tóxicos, que solo quitan el tiempo, las ganas y toman todo aquello que tú tienes. Amistades y amigos tóxicos son un camino directo a perder tu fe en la bondad humana, son el camino directo a la perdición y a convertirte en el próximo gran ermitaño de tu zona, porque con los amigos tóxicos te quedas sin nada que dar, y sin las ganas de intentarlo.

Pero, ¿qué es un amigo tóxico?

Es aquella persona, que abusando del concepto amistad exige tu tiempo, exige tu compañía, exige todo de ti; bajo la falsa bandera de amistad y fraternidad, es que tu comienzas una relación con ese amigo, y das a cambio mucho de ti, porque, después de todo, los amigos están para ayudarse, ¿oh no?

Y normalmente una amistad toxica, se basa en el mero interés, es decir, alguien busca ser tu amigo para obtener cosas de ti, pero el que te quiten, no sería tan malo, porque después de todo solo están tomando, pero además de tomar tus recursos, los amigos tóxicos te hacen sentir tonto, inútil, inadecuado y que están haciéndote el favor al brindarte su amistad, cuando de hecho, es al revés.

Nadie debería manchar el concepto amistad de esa manera, pero en la vida cotidiana es tan común encontrarnos con amigos tóxicos que poco a poco terminamos desconfiando de lo que es una buena amistad.

¿Cómo identificar a un amigo tóxico?

  • Un verdadero amigo es empático con tus sentimientos vs un amigo tóxico solo es indiferente con tus emociones
  • Un verdadero amigo te respeta vs un amigo tóxico que pierde la calma fácilmente con tus cosas
  • Un verdadero amigo disfruta de argumentar contigo vs un amigo tóxico que solo quiere ganarte la conversación
  • Un verdadero amigo te habla porque te extraña vs un amigo tóxico te habla porque te necesita
  • Un verdadero amigo te acepta por cómo eres vs un amigo tóxico te quiere cambiar
  • Un verdadero amigo entiende que necesitas tus tiempos para ti vs un amigo tóxico que solo desperdicia tu tiempo
  • Un verdadero amigo celebra tus logros vs un amigo tóxico que siente celos y envidia
  • Un verdadero amigo entiende que tienes otros amigos vs un amigo tóxico que solo quiere que seas su amigo

Si alguno de tus amigos hace una o varias cosas de un amigo tóxico, ten cuidado.

Ahora sabes cómo identificar a un amigo tóxico para sacarlo a patadas de tu vida.

Leave a Reply