¿Qué es un cotizado? La teoría de los cotizados

La teoría de los cotizados dice que para que el mundo o cualquier otro ser humano aprecie tu gran genialidad debes mostrarte apático, descortés, engreído y mal educado para con todas las personas, especialmente aquellas que solicitan tu atención, especialmente ellas; de tal manera que en un periodo breve ellos mueran por tener un poco de tu tiempo, en el cual, casi siempre los tratas mal, y los tratas tan mal porque lo vales.
Sí, esta loca y estúpida teoría permite al cotizado tratar a los demás inhumanamente y los demás lo disfrutarán y pensaran que es lo máximo.

Dios bendiga la estupidez humana, pero es cierta, TRUE STORY, me ha pasado a mi a ti y a todos, y no estoy diciendo que nosotros seamos cotizados, sino que fuimos victimas de un cotizado que nos hizo como trapo y lo peor es que lo disfrutamos, obvio, hasta que lo analizamos con calma y nos lleno de cólera y fuimos a pedir una explicación y nuevamente el cotizado se cotizo tratándonos cotizadamente y haciéndonos lo que siempre nos hace: cotizarse.

Vale la pena aclarar el termino cotizado, para mis amigos que no son de México y simplemente para hablar el mismo idioma. Cotizado es un modismo mexicano que se utiliza para referirse a una persona petulante, simple, una persona que cree que es lo máximo de este planeta y nadie merece una sola mirada o una palabra. Se retoma o más bien se toma como analogía los valores y como estos se cotizan en el mercado, y cuando un valor esta a la alza este se cotiza alto a la venta, porque se asume que es un bien altamente deseado de gran valor. Pues así mero le hacen las personas que se cotizan y se cotizan alto.

Extraño, parecería que una persona con actitudes así, déspotas, sería la persona sin amigos, pero regresamos a la teoría del cotizado y se basa en que nos gusta que nos traten mal, bueno, más bien, se basa en que si nos esta tratando como si fuera la gran cosa, es porque es la gran cosa, entonces no es su culpa sino es un hecho de facto que tenemos que soportar porque estamos en presencia de una gran persona.

Estúpido, ilógico, irónico y sarcástico pero si alguien es muy buena onda y nos trata bien, no vale la pena y entonces ni lo pelamos, pero por el contrario si es un hígado pedante queremos congraciarnos con el o ella, y no es porque se haga pensando en dinero o favores, es porque nos gusta que nos traten mal, basta una actitud grosera y engreída para que capture nuestra imaginación y en casos extremos nos toque el corazón, mientras que las personas que nos tratan como si nosotros fuésemos lo máximo, les aplicamos eso del “me estoy cotizando” y ni nos interesa en lo más mínimo.

Aprendí recientemente una lección patrocinada por un cotizado, y es que si quiero que la vida me tome en serio, tengo que cotizarme un poco más. Porque cuando no lo haces, nadie valora todo tu esfuerzo, aunque hayas ido a Roma y de regreso, pero en el momento en el que te das a respetar y te portas mamón el mundo se postra ante ti.

Ay con esta sociedad y sus graves distorsiones, sin embargo le entras intentando no corromper tu alma o terminas en el manicomio de por vida.

Share

0 Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. El Blog de Yes » La gente es bien rara - [...] más bien extraño el comportamiento de los demás, jajajajaja, creo que tiene que ver con la teoría del cotizado, …

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>